De Coyuntural a Estructural

  • Néstor Altuve
      Néstor Altuve |

      Está de más abordar las razones por las cuales empresas tuvieron que acelerar la incorporación de nuevas tecnologías. 

      Este apresuramiento “impuesto” tuvo características particulares, siendo una de estas la obvia urgencia, la adaptación rápida al trabajo deslocalizado y, una más alineada con la sostenibilidad del negocio, digitalizar a como fuera lugar la generación de ingresos. 

      Otros, luego de suspender y/o despedir colaboradores, buscaron mejorar eficiencias en diferentes procesos utilizando tecnología.

      En ese momento de coyuntura, una de mis recomendaciones fue colocar al frente de la manera “urgente” de hacer las cosas a los mejores talentos, porque era evidente que algo que llegó como temporal, iba a representar unos cambios permanentes para las empresas.

      Hoy, dos años después, y con otras realidades que están impactando la economía global, es necesario darle estructura de una vez por toda a la transformación integral de las organizaciones habilitada, por supuesto, por la tecnología y lo digital.

      Erróneamente vemos empresas volviendo al pasado, asumiendo que lo que hicieron para acelerar digitalmente sus negocios fue temporal, dejándolo a medias y dueños más osados comentan que “la transformación digital ya pasó”. Hay que comprender que se trata de un tema estructural, que apenas está iniciando en las organizaciones. Que afuera hay un mundo que solicita más transformaciones, con nativos digitales y generaciones posteriores que superan el 60% de la población. 

      Diseñar y ejecutar con visión estructural, y no coyuntural, la incorporación de nuevas tecnologías es imperioso si no se quiere desaparecer, porque la transformación digital nunca termina.

       Néstor Altuve
       @nestoraltuve / [email protected]

      * Consultor en Transformación Digital.



      Metrolibre