Internacionales

Brasil se paraliza en protestas contra el presidente por la reforma de jubilaciones

01 de agosto de 2019


Numerosos manifestantes se tomaron esta semana el Ministerio de Hacienda de Brasil, mientras las protestas masivas se realizaban en diferentes ciudades del país como São Paulo, Porto Alegre, Rio de Janeiro y Brasilia, contra los ajustes dispuestos por Michel Temer.

Con un ataúd de cartón y cruces blancas los manifestantes se instalaron frente al Congreso, para expresar su rotundo rechazo al proyecto de reforma del sistema de jubilaciones que exigirá cotizaciones durante 49 años para obtener el beneficio integral de una pensión.

En la capital de Brasil, Brasilia, más de mil personas ocuparon el edificio del Ministerio de Hacienda. Su acción estaba dirigida a protestar contra el ministro Henrique Meirelles, el principal autor de aquellas reformas.

La actividad fue convocada por la Central Única de Trabajadores (CUT). Esta agrupación afirma que las reformas atentan contra los derechos de los menos favorecidos de la sociedad brasileña.

Al final de la manifestación en São Paulo, el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, alertó que si la reforma de las pensiones sale adelante millones de brasileños se quedarán sin jubilación.

"La reforma hará que millones y millones de brasileños no consigan jubilarse, hará que los trabajadores más pobres, pasen a recibir la mitad de un salario mínimo", criticó Lula.

Aparte de las movilizaciones se han registrado paros parciales en educación, salud, banca, recolección de basura y otros servicios públicos.