Deportes

Roland Garros confirma el traspaso de poderes en el tenis mundial

10 de junio de 2024

Con Carlos Alcaraz levantando la Copa de los Mosqueteros y Jannik Sinner instalado en el trono de la ATP, el recién acabado Roland Garros ha confirmado el traspaso de poderes en el tenis mundial, tras dos décadas de dominio aplastante del 'Big 3'.

En los últimos meses, tanto el español (21 años) como el italiano (22) han demostrado su talento en todas las superficies: Alcaraz se convirtió el domingo en el tenista más joven de la historia en ganar tres Grand Slam en tres superficies diferentes (duro, hierba y tierra); Sinner en el primer italiano en ser número 1 del ranking.

"Creo que mi juego se adapta a todas las superficies, porque me entreno para ello. Las dejadas, las voleas... siempre he querido tener un juego agresivo. Por eso creo que mi juego también se adapta a la hierba de manera natural", explicó Alcaraz.

En 2022, en la hierba de Wimbledon, ambos tenistas ya dieron un adelanto de lo que puede llegar a ser su rivalidad en los años venideros.

Entonces se impuso el italiano en los octavos de final. Unas semanas después se reencontraron en los cuartos del US Open, con victoria para el español, que pocos días después ganó su primer Grand Slam y se convirtió en el N.1 más joven de la historia.

- En la cabeza -

En aquella época, Nadal parecía haber iniciado un lento camino hacia la retirada (sin ser aún oficial tras la eliminación en primera ronda de Roland Garros frente al posterior finalista Alexander Zverev) y Djokovic estaba lejos de querer abdicar.

Todo lo contrario, el serbio recuperó el N.1 y volvió a ganar tres torneos del Grand Slam, para llevar su récord a 24.

Pero este año las cosas se han acelerado. Sinner, que ya acabó en gran forma 2023, realizó un inicio de temporada fantástico, ganando su primer grande en Australia, mientras que Alcaraz demostró su superioridad en Roland Garros.

Wimbledon, que comenzará en tres semanas, será la tercera gran cita de la temporada tenística, que este año contará además con los Juegos de París.

El español ya sabe lo que puede rendir en hierba tras ganar el año pasado el torneo de Queen's y, sobre todo, su primer Wimbledon, derrotando en una apoteósica final a cinco sets a un Djokovic que llevaba imbatido en el All England Club desde los cuartos de final de 2017...

Alcaraz está convencido de que buena parte de su título en París se debe a su mentalidad: "Si eres débil de cabeza, aunque juegues el mejor tenis de tu vida, te costará ganar un Grand Slam".

- Objetivo "casi imposible" -

Sin estar aún del todo a gusto en la tierra, Sinner fue capaz de alcanzar las semifinales y ceder en cinco sets ante Alcaraz. Pese a la decepción de la derrota, el italiano solo vio cosas positivas a su recorrido en París, un año después de su eliminación en segunda ronda.

Definitivamente recuperado de la cadera, Sinner está "con ganas" de reencontrarse con la hierba.

"El año pasado, hice un muy buen Wimbledon. Estoy contento de volver", destacó el italiano, que el año pasado alcanzó las semifinales en Londres, perdiendo frente a Djokovic.

Tras años de dudas y recuperado ya de la grave lesión de tobillo que sufrió en París hace dos años, el alemán Alexander Zverev también parece capacitado a rivalizar con Sinner y Alcaraz, aunque es un poco mayor que ellos (27 años) y está aún a la caza de su primer Grand Slam.

Tras dejar pasar la oportunidad en París, no parece que tampoco vaya a lograr su primer grande en Wimbledon, donde nunca superó los octavos de final.

A su favor está el hecho de que fue el primer joven en atreverse a poner en duda el dominio del 'Big 3' (Roger Federer, Rafael Nadal, Novak Djokovic) cuando se llevó el Masters ATP en 2018 y alcanzó la segunda plaza de la ATP en 2022, pese a que su otro mayor logro en los grandes es "sólo" la final del US Open perdida en 2020 frente al austriaco Dominic Thiem.

La ventaja para Sinner y Alcaraz es que, a diferencia de todos los otros jóvenes hambrientos de gloria en el circuito, ya saben lo que es ganar un Grand Slam.

Tras su operación de menisco luego de lesionarse en el partido de cuartos de Roland Garros, la participación de Novak Djokovic en Wimbledon, torneo que ganó en 7 ocasiones, es una incógnita, lo que puede aumentar las chances de Sinner y Alcaraz de aumentar su cuenta.

Todos los aficionados al tenis esperan que la rivalidad entre Sinner y Alcaraz pueda alcanzar un día la que tuvieron los miembros del 'Big 3', pese a que el italiano rechaza que ya se les compare con el trío mágico que gobernó el circuito masculino durante más de dos décadas.

Por su parte, Alcaraz ha mostrado su deseo de ganar 24 títulos del Grand Slam como Djokovic, pese a que considera este objetivo "casi imposible".