Nacionales

Noriega asiste a primera revisión médica previa a operación de tumor

01 de agosto de 2019

EFE| El ex hombre fuerte de Panamá Manuel Antonio Noriega asistió hoy a su primera revisión médica previa a la operación de un tumor cerebral la que se someterá a el próximo 15 de febrero, dijo hoy a Acan-Efe Ezra Ángel, abogado del ex militar. Ángel señaló que la cita a la que acudió Noriega tuvo lugar en el Hospital Santo Tomás (HST), para un "chequeo preoperatorio" que servirá para decidir si puede someterse o no a la intervención en la fecha que se tiene prevista.

Hasta el momento la operación está programada para el 15 de febrero, pero depende del resultado de las pruebas médicas que resulten de las revisiones médicas previas, que serán varias, según el abogado. El pasado 28 enero, una jueza panameña concedió a Noriega tres meses de prisión domiciliaria en casa de su hija Sandra, en la capital de Panamá, para ser operado del tumor cerebral. La jueza Katerin Pitti, en audiencia celebrada en la provincia occidental de Chiriquí, resolvió que el próximo 28 de abril se revisará esa decisión tras la operación, fijada para el 15 de febrero, con el fin de evaluar su estado de salud.

En la audiencia de Chiriquí se revisó la petición referente al caso de la desaparición y asesinato del médico opositor Hugo Spadafora, en 1985, cuyo cadáver decapitado apareció del lado costarricense de la frontera común. Noriega, de 82 años de edad, paga 20 años de cárcel por ese crimen. La medida de arresto domiciliario fue aprobada por primera vez por la Sala Segunda de lo Penal del Supremo por el caso de la desaparición, en 1970, del dirigente sindical Heliodoro Portugal, por el que también es procesado el exgeneral. Noriega lleva 27 años en la cárcel, 22 de ellos en EE.UU. y Francia, por narcotráfico y blanqueo de dinero, y apenas 5 de los 60 que tiene que purgar en Panamá por graves violaciones a los derechos humanos.

En sus últimos 6 años, el régimen militar panameño (1968-1989) tuvo a Noriega como su último "hombre fuerte" hasta que una invasión estadounidense lo derrocó el 20 de diciembre de 1989, y en enero de 1990 se entregó a la DEA y a los militares estadounidenses.