Transportistas de carga contenerizada anuncian paro nacional indefinido

  • Miembros de la Coordinadora Nacional de Transporte Terrestre de Carga Contenerizada de Panamá.
      Redacción Metro Libre |

      Los miembros de la Coordinadora Nacional de Transporte Terrestre de Carga Contenerizada de Panamá anunciaron que, ante la crítica situación que atraviesan por supuesta prácticas desleales y abusivas de las navieras y los agentes de carga, se irán a un paro nacional a partir del jueves 5 de agosto, de manera indefinida.

      “Aún en los momentos más difíciles que estamos atravesando como la pandemia por la COVID-19, empresas, operadores y personal en general de la actividad no hemos dejado de brindar nuestros servicios sin interrupciones. Hemos aumentado tareas y asumido costos adicionales, enfrentando los retos de este nuevo escenario. Pese a esto, las condiciones en las que desarrollamos nuestro trabajo no son óptimas”, destacaron en un comunicado.

      El gremio manifestó que por años sus “tarifas no han sufrido modificaciones mientras que las tarifas de fletes marítimos están aumentando más del 700% en algunos casos y cada día, los precios escalan más alto. Nuestro trabajo no es reconocido y estamos afrontando cada vez más problemas para mantener nuestros equipos andando y poder acceder a los repuestos necesarios para seguir operando de manera eficiente”.

      Además, los transportistas de carga se quejan de que sus costos “se elevan de manera extraordinaria debido a la lentitud con la que los puertos nos atienden. En más de una ocasión nos han cerrado las puertas y hemos tenido que regresar, perder el viaje, o el día entero tratando de sacar un contenedor, sin obtener respuesta alguna. Los tranques para ingresar a los puertos no tienen la capacidad, mecanismos ni las herramientas necesarias para hacer ágil la recepción y salida de los contenedores”.

      “También denunciamos prácticas desleales por parte de las navieras, que intervienen con el cliente final para vender sin las exigencias que nos imponen, el transporte, los servicios aduaneros y de liquidación, y hacen que el cliente utilice las prestaciones que les ofrecen. Así, dejan sin trabajo al transportista que probablemente toda su vida ha servido para ese cliente y las navieras eligen según conveniencias quién realizará el flete, jugando con las necesidades de las personas”, manifestaron.

      La organización manifestó que otro de los problemas que afrontan es el mal estado de las carreteras en que circulan desde y hacia los puertos. “Esto no solo pone en peligro la vida de nuestros conductores y de quienes transitan a diario, sino que produce un desgaste mayor de los transportes, acortando su vida útil”, puntualizaron.

       



      Metrolibre