Deportes

Irán festeja ante Gales en un Mundial pendiente del tobillo de Neymar

25 de noviembre de 2022

Irán logró una agónica y emotiva victoria 2-0 este viernes ante Gales en el arranque de la segunda jornada de la fase de grupos del Mundial, que está pendiente del estado del astro brasileño Neymar, lesionado la víspera en su tobillo derecho.

El atacante del Paris Saint-Germain se tuvo que retirar del campo con antelación en el solvente triunfo 2-0 ante Serbia, desatando todas las alarmas en el seno de la 'Seleçao' y de un torneo que ya se quedó sin otros astros como Karim Benzema o Sadio Mané por lesiones.

Neymar, que se lastimó en una fuerte entrada del defensor serbio Nikola Milenkovic, se sometió este viernes a exámenes médicos y está en tratamiento de fisioterapia por un esguince cuya gravedad aún está por determinar.

Tras el juego, el médico de la pentacampeona, Rodrigo Lasmar, dijo que eran necesarios uno o dos días para conocer el alcance del problema en el tobillo, que al final del duelo lucía hinchado como una pelota de tenis.

Brasil, líder del Grupo G, jugará contra Suiza el lunes y ante Camerún el próximo viernes y mantiene la esperanza de que no se repitan situaciones como las que vivió Neymar en los dos pasados Mundiales.

Un golpe en la espalda del colombiano Camilo Zúñiga, que por poco lo deja parapléjico, lo sacó de Brasil-2014 en cuartos de final, evitándole vivir en el campo la derrota 7-1 ante Alemania en semis.

A Rusia-2018, donde los sudamericanos cayeron con Bélgica (2-1) en cuartos, llegó arrastrando una molestia también en el tobillo derecho, el mismo que lo privó de la Copa América-2019 ganada por Brasil.

Todavía en la actualidad médica, el atacante estrella de Bélgica, Romelu Lukaku, entrenó este viernes en público por primera vez pero su presencia el domingo contra Marruecos sigue sin estar confirmada debido a su lesión en la pierna izquierda.

- Bale y Gales en serios problemas -

A la espera de nuevas noticias sobre Neymar, el menú mundialista ofrecía el viernes cuatro partidos de los Grupos A y B, que podrían deparar los primeros equipos eliminados.

En el primer choque, Irán venció a Gales 2-0 con dos goles en el tiempo de descuento que dejan a los 'Dragones' al borde del adiós en su primer Mundial desde 1958.

Gareth Bale y sus compañeros volvieron a decepcionar y, tras salvarse con dos disparos al palo de Irán, sufrieron la expulsión en el minuto 87 del arquero Wayne Hennessey, que vio la primera tarjeta roja de Catar-2022 por una fuerte entrada a Mehdi Taremi fuera del área.

El 'Team Melli' apretó hasta el final y derribó el muro galés con dianas de Roozbeh Cheshmi en el minuto 90+8 y de Ramin Rezaeian en el 90+11, que desataron la euforia de la abundante afición iraní en el estadio Ahmad Bin Ali de Doha (45.000 espectadores).

Irán, que hubiera sido eliminada en caso de derrota, suma ahora tres puntos en el Grupo D, los mismos que la líder Inglaterra, y se jugará el pase en la última jornada ante Estados Unidos, que tiene una unidad.

Gales, que se queda también con un punto, está obligado a ganar el duelo final ante la vecina Inglaterra si quiere apurar sus opciones de avanzar.

Inglaterra puede llegar a ese partido ya clasificada si gana este viernes a Estados Unidos (19H00 GMT).

"Estamos destrozados. No hay otra forma de decirlo", resumió Bale, que tuvo una actuación tan gris como la de sus compañeros.

- Iraníes cantan el himno -

Irán, por su parte, celebró mucho más que su primera victoria en 10 partidos mundialistas ante selecciones europeas.

Los prolegómenos del choque estuvieron centrados en el comportamiento de los jugadores iraníes durante el himno nacional, que se negaron a cantar en el debut en un gesto interpretado como protesta ante la dura represión de las actuales manifestaciones en su país.

El viernes, los futbolistas sí cantaron el himno mientras se escuchaban de nuevo silbidos desde las gradas ocupadas por su afición, donde algunos seguidores lo escuchaban en lágrimas.

Los jugadores y técnicos de Irán, incluido su seleccionador Carlos Queiroz, se abrazaron sobre el terreno de juego tras la victoria aclamados por sus aficionados.

"Necesitamos que esos hinchas nos apoyen como siempre (...) Incluso quienes están en Irán frente al televisor, necesitamos su energía positiva", dijo el delantero Mehdi Taremi.

"Tenemos un sueño y queremos darle una oportunidad a ese sueño", afirmó.

En el otro grupo, el del país anfitrión, una victoria ante Ecuador (16H00 GMT) haría que Países Bajos pusiese pie y medio en octavos de final, y el mismo caso se da para la Tri.

Pero si Catar y Senegal empatasen en el choque previo, los tres puntos clasificarían matemáticamente al ganador el partido entre ecuatorianos y neerlandeses.

Tags: