Cultura

Para Kylie Minogue, tener fans jóvenes es algo “alarmante y excitante” a la vez

18 de septiembre de 2023

La cantante australiana Kylie Minogue reconoce que no se esperaba volver a probar el éxito a través de TikTok, pero esas son las sorpresas de cantar y bailar para las nuevas generaciones.

“Padam Padam” es una canción de aires discotequeros que ha sido uno de los éxitos de los últimos meses.

Y es también el primer sencillo del nuevo álbum “Tension”, que sale a la venta el viernes.

Treinta y cinco años después de su primer hit, Minogue vuelve a las pistas de baile.

Salvo que esas pistas de baile son ahora diminutas, el tamaño de una pantalla de teléfono móvil y el tiempo de una danza desenfrenada, por parte de jóvenes fans desinhibidos, que todo lo que tocan se convierte en éxito instantáneo.

“Que a esta nueva generación le guste, que tengan una mentalidad tan abierta y me acepten a mi edad, me da más energía”, dijo a la AFP esta artista de 55 años durante una visita a París.

“Es gracioso porque veo gente que me ha descubierto a través de ‘Padam’ y nunca ha oído hablar de ‘Locomotion’ o ‘Can’t Get You Out of My Head’, lo cual es alarmante pero también emocionante”, dijo.

Minogue tenía sólo 19 años cuando lanzó “Locomotion” en 1987. El éxito la ayudó a transformarse de actriz de telenovelas del programa australiano “Neighbours” a estrella del pop internacional.

Un lugar en el estrellato confirmado con el siguiente sencillo “I Should Be So Lucky” que impulsó el álbum debut “Kylie” a más de cinco millones de ventas.

Su compañía discográfica dice que ha vendido más de 80 millones de discos y que a lo largo de su carrera sus canciones han sido descargadas más de 5.000 millones de veces.

Muchas cosas locas

El título “Padam Padam” intrigó en Francia: ¿Kylie estaba versionando la famosa canción del mismo nombre de Edith Piaf?

“Me han pasado muchas cosas locas en mi vida y esa es otra: estar vinculada en la misma frase que Edith Piaf”, dijo riendo.

“Me preguntaba si los franceses estarían de acuerdo”, añadió.

La cantante pudo comprobar la cálida acogida de sus fans franceses durante una fiesta privada de presentación del álbum en un club de París la semana pasada.

Los afortunados asistentes se sorprendieron al verla bajar del escenario para bailar entre el público, vestida como Caperucita Roja y encaramada sobre unos tacones altos que pronto se quitó para moverse con mayor libertad.

Tener otro éxito pop pasada la cincuentena fue una sorpresa, reconoce.

“Me quedé totalmente anonadada. Con cada nuevo lanzamiento estoy nerviosa y emocionada, pero honestamente debo decir que no me lo esperaba”.

Como siempre en su carrera, “Padam Padam” ha sido un éxito particular en los clubes LGBT.

Su base de fans homosexuales se remonta a sus primeros días: recuerda la primera vez que escuchó sobre una “Noche de Kylie” en un club de Oxford Street en Sídney.

“Desde entonces he asistido a espectáculos drag y debo decir que ahí soy la menos ‘Kylie’. Hay versiones supersónicas de mí. ¡No podría competir!”, dice.