Barrios secuestrados por drogas

  • Mario Lara
      Mario Lara |

      La droga compra el silencio y sin denuncia el crimen sigue su rampante camino a la impunidad.

      También compra a la juventud, a los oficiales  que debe combatir la criminalidad  y al profesional que estudió para superarse.

      Esta cruda realidad tiene varios epicentros: Pacora, Chepo, Panamá Oeste y Colón, por citar algunos.   Junto a la incursión del individuo al mundo delictivo  está la  siniestralidad que viene asociada a este negocio  y que ubica al implicado como primer candidato a poblar las estadísticas de homicidios por ajuste de cuenta o sicariato. 

       

       

      mario lara
      [email protected]
      Twitter e Instagram  
      @mariolarapma



      Metrolibre