Opinión

Retail 5.0

07 de septiembre de 2022

Una de las industrias que más retos asociados a la transformación digital tiene es la del ‘retail’. Y es que en los últimos tres años los clientes cambiaron, específicamente aprendieron a hacer las compras de forma diferente.

La discusión no está en los extremos, un retail totalmente digital o regresar 100% a las compras en tiendas, está en el grado de combinación, llamado comercio phygital, de ambos mundos y como los negocios se adaptan a esta. Es imperativo.

Si bien queda claro que los retos tienen que ver en parte con la facilidad de acceso a las nuevas tecnologías y grado de madurez digital en los diferentes mercados, especialmente en los de nuestros países, no quedan dudas acerca de hacia dónde esto se dirige, para lo cual hay que prepararse más temprano que tarde: un retail con una relación simbiótica positiva entre lo físico y lo digital. Recientemente la consultora McKinsey publicó un reporte acerca de cuáles son los siete imperativos de la industria del comercio al por menor. Resaltan tres claves:

El primero es convertirse en omnipotente omnicanal. Se refiere a la necesidad entender el impacto de los cambios digitales en el viaje del cliente, actualizar y/o mejorar las capacidades de e-commerce, combinado con un replanteamiento estratégico de las tiendas físicas. Segundo, que la personalización llegó para quedarse, siendo una de las 5 prioridades actuales de los clientes.

Por último, encenderle el turbo al delivery, que se traduce en acelerar la entrega para satisfacer las crecientes expectativas de los consumidores.

 

Néstor Altuve

@nestoraltuve / [email protected]

* Consultor en Transformación Digital.