Opinión

Hacia y no desde la tecnología

06 de octubre de 2021

Si en algo estamos de acuerdo es que la tecnología es el gran habilitador de esta cuarta revolución industrial y consecuentemente de los procesos de transformación digital que se están llevando en todas las industrias, empresas, organizaciones, sociedades, países e inclusive individualmente. 

Reiteradamente, y con mucha más fuerza a raíz de la crisis generada por la pandemia, vemos como erróneamente muchas de las soluciones se están buscando desde la tecnología sin entender que cualquier proceso de transformación tiene primero mucho de estrategia, de procesos, de RRHH y lo más importante en la actualidad, de entender al cliente, ese cliente que está cambiando constantemente y que he definido como un “saltamontes mutante”. 

Por ejemplo, vemos muchas iniciativas relacionadas con digitalizar las ventas que fracasan, simplemente porque se trabajan desde la tecnología y no desde la experiencia del cliente, que es lo que aplica. Inclusive, cuando se implantaron los sistemas de gestión de clientes (CRM por sus siglas en inglés), vimos a muchos gerentes y/o dueños de empresas frustrados por su fracaso en la implantación. 

El tema no era tecnológico, era de estrategia, de personas y de procesos. En otras áreas vemos como suceden situaciones similares.

En RRHH a nivel de departamentos o en general de las organizaciones, se adquiere tecnología sin análisis previo y terminan fracasando por no incluir los elementos claves de la transformación indicados anteriormente. Incontables son fracasos en todas las áreas por no entender que cualquier implantación tecnológica es habilitar con ésta todo un proceso estratégico definido previamente. * Consultor en Transformación Digital. 
 

 Néstor Altuve 
 @nestoraltuve / [email protected]