Opinión

“Explotar y Explorar”

24 de mayo de 2022

La dinámica empresarial, hasta hace algo más de dos años, era bastante clara. Por un lado, organizaciones pertenecientes a industrias con grandes cambios a consecuencia del surgimiento de las nuevas tecnologías, como la banca, seguros, ‘retail’, etc. tratando de descifrar y aplicar el concepto de transformación digital y otras como el turismo, inmobiliaria, educación, etc. entendiendo que, en algún momento del futuro, quizás 3, 5 o más años tendrían que entrar de lleno en la cuarta revolución industrial.

Llegó la aceleración digital forzada que trajo la pandemia y todos, en menor o mayor grado, se volcaron a implementar tecnología en sus negocios, principalmente para habilitar las ventas. Hoy, ya cercanos a una posible nueva normalidad, el reto es inmenso. Primero, convivir y hacer negocios en ese nuevo mundo híbrido, más fácil de adoptar por las personas de manera individual que por las empresas.

Segundo, mantener lo mejor de los dos mundos, físico y digital, de forma óptima y beneficiosa para el negocio. Se trata del desafío de hacerlo sostenible en el tiempo, explotándolo de forma eficiente y rentable. Muchos, producto de la crisis, se vieron obligados a abandonar la exploración de oportunidades, nuevos modelos de negocios innovadores, hacia adonde se están moviendo los clientes, usuarios, consumidores, etc.

Este quizás es el reto más grande de cualquier organización hoy en día, que se complejiza cuando las empresas deben tener una estructura para un mundo dual que explote el modelo de negocio actual y construya el del futuro que seguramente será diferente.

Néstor Altuve
@nestoraltuve / [email protected]
* Consultor en Transformación Digital.