Nacionales

Panamá conmemora el Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto

25 de enero de 2023

Durante una sesión especial, la Asamblea Nacional, la embajada de Israel y la Organización de las Naciones Unidas recordaron a las víctimas del Holocausto, en ocasión del Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, que este año conmemora el 78 aniversario de la liberación del campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz.

En esta sesión, presidida por la primera vicepresidenta de la Asamblea Kayra Harding, se dio lectura a la Resolución 111 del 25 de enero de 2010, por la cual la Asamblea Nacional conmemora el Día Internacional en memoria de las víctimas del holocausto y se guardó un minuto de silencio en honor a los millones de judíos asesinados en el exterminio nazi.

El embajador de Israel, Itai Bardov, manifestó que la realización de esta sesión especial en la Asamblea, tiene un profundo significado para el pueblo judío y para el mundo, “porque recordamos el asesinato sistemático y planificado de seres humanos inocentes”.

Añadió, que si bien es cierto las redes sociales brindan hoy muchas facilidades, también han aumentado la capacidad de propagar el odio, el racismo y el antisemitismo; es por ello que hizo un llamado a Panamá y al mundo a mantenerse “alerta ante diversas situaciones que ocurren hoy en día y digamos juntos nunca más”.

Por su parte, Harding hizo un llamado al respeto por la vida, rechazando todo acto de violencia, buscando la tolerancia en vías para que la paz no se pierda en la humanidad; destacó que nunca más deben darse actos de barbarie en el mundo.

Luis Almagro, secretario General de la OEA, afirmó que hoy los Estados recuerdan a los seis millones de judíos que perecieron durante el Holocausto y todas las víctimas del nazismo, llevando programas de prevención del genocidio.

“Las lecciones del holocausto nos han permitido comprender que el antisemitismo es un crimen cometido contra los judíos, pero también contra la sociedad en su conjunto. Aprendimos de dicha tragedia que cuando los derechos de una minoría son vulnerados, muchas otras comunidades son igualmente abusadas. El antisemitismo, por lo tanto, ha sido un vehículo efectivo para la disolución de la democracia y el Estado de derecho”, expresó Almagro.

En tanto, Ana Patricia Graca, coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas en Panamá, señaló que tenemos la obligación de no permitir que otros olviden y defender los derechos de las personas.

Tomás Osers, hijo de sobreviviente del holocausto y presidente de Yad Vashem Venezuela, contó algunas anécdotas de personas que padecieron bajo los nazis de las peores torturas.

Además, Osers relató que en su casa tienen una tacita que trajo su padre del campo de exterminio en Auschwitz, en el cual les daban la ración de comida que les debía durar todo el día. “Este vasito de metal corresponde a la ración de sopa de todo un día. En la mañana recibían café en la misma tacita y en la noche, 300 gramos de pan que debía aguantar para la cena y desayuno del día siguiente. Si perdían la tacita no recibían alimento, por ello lo conservamos hasta el día de hoy”, narró el presidente de Yad Vashem Venezuela.

Significado de las velas

Una vez finalizada la sesión especial en el pleno de la Asamblea, las autoridades e invitados se dirigieron al Salón Azul, donde el Rabino David Perets rezó el Male Rajamín y el señor David Hanono rezó el Kadish.

Allí fueron encendidas seis velas en memoria de los seis millones de judíos víctimas del holocausto.

El encendido de la primera vela correspondió al embajador de Israel, Itai Bardov, en memoria de los 1.5 millones de niños y niñas que nunca llegaron a ser adultos y vivieron sus cortas vidas rodeados de dolor, hambre, soledad y se vieron forzados a cambiar el juego y estudio por aprender a esconderse y llorar.

La segunda vela fue encendida por la primera vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Kayra Harding Bart, en memoria de todos los padres y hombres quienes, a pesar de ser sometidos a la mayor crueldad física y moral, mantuvieron su identidad y su fe hasta el último siglo de vida.

Posteriormente, la tercera vela fue encendida por la coordinadora residente de la ONU, Ana Patricia Graca, en honor a todos los jóvenes que a pesar de vivir en las peores condiciones y rodeados de temor, sacaron fuerzas desde lo más profundo de su interior para proteger a sus familias y defender sus ideales, y se convirtieron en fuente de inspiración.

Dalia Gateño, presidenta de Yad Vashem Panamá, encendió la cuarta vela en recuerdo de todas las madres y mujeres, quienes aún en los peores momentos, no cesaron de dar amor a sus hijos y familiares y mantuvieron viva la dignidad y la fe de la mujer judía.

Max Harari, presidente del Consejo Central Comunitario Hebreo encendió la quinta vela en homenaje a todos los hombres y mujeres valientes y de nobles sentimientos, que en aquellos terribles días de oscuridad arriesgaron sus vidas por ayudar desinteresadamente a los perseguidos. Aquellos que defendieron ante el mundo el valor de la hermandad y la justicia.

La sexta vela fue encendida por el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, en honor de todos los sobrevivientes que a pesar de haber vivido uno de los momentos más oscuros de la historia, decidieron no rendirse ante la vida y demostrar que el mal nunca ganará. Estas personas son dignas de admirar que han compartido con el mundo sus más dolorosos recuerdos para que sucesos como el Holocausto, nunca vuelvan a ocurrir.

El 27 de enero es el Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto, fecha designada por la Organización de las Naciones Unidas mediante la Resolución 60/7 en el año 2005. La fecha marca la liberación del campo de concentración de Auschwitz.

En la sesión también participaron el representante de la OEA en Panamá, Rubén Farje; Ana Patricia Graca, Coordinadora Residente del Sistema de Naciones Unidas en Panamá; Fernando Lottenberg, Comisionado de la OEA para combatir el antisemitismo; Tomás Osers, hijo de sobreviviente del holocausto y Presidente de Yad Vashem Venezuela; Daniela Gateño, presidenta de Yad Vashem; los rabinos David Peretz de la Sinagoga Shevet Ahim y Gustavo Kraselnick de la Sinagoga Kol Shearith respectivamente; el pastor Edwin Álvarez de la Comunidad Evangélica Hosanna; Sarit Gold Bardov, encargada de cultura de la embajada; y líderes de la comunidad judía en Panamá.