¿La rápida detección de Covid-19 podría revertir las estadísticas?

  • AFP | Una enfermera se lamenta en un hospital de Italia.
Redacción Metro Libre |

 En esta emergencia por la pandemia de coronavirus que enfrenta el mundo, surgen tantas interrogantes sobre las estrategias que los Estados deben aplicar para controlar el Covid-19. 

En el escenario de las estadísticas ha destacado la acción de la autoridades de salud de Corea del Sur, que han apostado a realizar la mayor cantidad de pruebas posibles a sus ciudadanos. Corea del Sur ha creído firmemente en la fórmula de que “a más pruebas, más casos detectados, es igual a más personas que podrían salvarse en esta pandemia”.

A diferencia de otros países, a donde solo se hacen test a quienes presentan síntomas, Corea del Sur realizó desde el primer día el test de descarte de coronavirus a todo el que estuvo en contacto directo con casos confirmados.  

En lugar de que el paciente se acercara a los centros de salud, el gobierno coreano fue buscando en las ciudades posibles infectados para evitar que contagiaran a otros.

Una vez se detectó el primer caso en la ciudad de Busan, la segunda más poblada del país, el gobierno cerró todos los centros de concentración de personas, especialmente aquellos para adultos mayores. 

Además fueron colocados dispensadores de desinfectante en los lugares más concurridos, también se le tomaba la temperatura a los viajeros y posibles contagiados que transitaban en zonas de riesgo.

Como último recurso crearon una aplicación móvil de geolocalización de personas infectadas para que otros pudiesen ver dónde se encontraban los principales focos del coronavirus.

Actualmente, de acuerdo a cifras oficiales, Corea del Sur ha practicado 387 mil 925 pruebas, el 2.4% ha resultado positivo. Son 9 mil 478 personas infectadas y 144 fallecidos hasta la fecha, muy por debajo del escenario registrado en Europa, específicamente Italia que ya ha sobrepasado a China en número de contagios y fallecimientos (arriba de 7 mil).

Al inicio de la pandemia, el escenario para Corea del Sur era totalmente adverso, pero lograron revertir esto con la masificación de pruebas, entre otras medidas.

En el caso italiano, en los primeros 30 días, desde que llegó el coronavirus al país europeo, más de 47 mil personas contrajeron el Covid-19 y otras 4 mil 31 murieron. La magnitud de la tragedia convenció a las autoridades de que las cosas se hicieron muy mal.

Al ver esto, el gobierno italiano apeló a nuevas estrategias para combatir el avance del coronavirus.

El modelo a seguir es Corea del Sur, que a finales de febrero era el primer país en superar a China en cantidad de nuevos infectados, muy por encima de lo que mostraba Italia, sin embargo la tendencia empezó a cambiar desde que pusieron en marcha su proyecto de realizar la mayor cantidad de pruebas.

“Desde hace días estudio el gráfico de infectados en Italia y en Corea del Sur. Y cuanto más lo miro, más me convenzo que debemos seguir la estrategia adoptada por Seúl. De acuerdo con el Ministerio de Salud, estoy proponiendo que se adopte también en Italia. Hemos ya activado un grupo para definir los detalles”, comentó Walter Ricciardi, investigador de la Organización Mundial de la Salud y consejero del gobierno italiano.

 

Armando Barés Cano
Presidente del Comité de Protección al Paciente y Familiares (PROPAFA)



Metrolibre