Opinión

Terremoto en México

22 de septiembre de 2022

El ser humano nunca podrá evitar los fenómenos de la naturaleza que ocasionan tensiones, miedos, temores por pérdidas de estructuras y personas donde no se recuperan. Por tercera vez se volvió a repetir la fecha de un 19 de septiembre sobre un fuerte sismo, que hizo eco en 1985, en la ciudad de Michoacan en México.

Dejan severos destrozos estos eventos en los lugares que las personas, muchas veces demoran en recuperarse emocionalmente, por miedo a volver a sentir el temblor que produce una afectación mental y corporal y la pérdida de daños materiales. Muchos amigos me manifestaron estar bien, que siguen réplicas, sin embargo, por más simulacros que se hagan, la persona nunca está preparada y entra en un estado de pánico, que muchas veces lo mantiene por tiempo.

Se recomienda después de haber tenido esta experiencia, buscar lugares de relajamiento, salir de vacaciones a otro lugar para olvidar lo sucedido. Habrá personas que se acostumbran al movimiento, sin expresar ningún temor al respecto, sin embargo, hay lugares donde nunca se siente movimientos telúricos. La naturaleza es caprichosa, savia y sorprende.

Además, de que un sismo o huracán puede afectar emocionalmente a las personas depende de la magnitud del evento por los daños causados.

Alfredo A. Arango

[email protected]