Opinión

La marihuana es una droga

12 de septiembre de 2022

Ya por todos es conocido la Ley de la República que fue firmada por el Excelentísimo señor Presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, referente a los beneficios medicinales que puede tener la marihuana para la cura o mejoría de ciertas enfermedades.

No podemos en duda la buena intención de crear una legislación de este tipo, más si ya científicamente pueden comprobar que esta hierba puede servir para el tratamiento de algunas dolencias. No quiero poner esto en tela de duda, pero creo que es importante que también se conozca los efectos adictivos que pueden traer severas consecuencias en la personas, cuando se consume por diversión o por estar a la moda.

La marihuana o mariguana es un nombre femenino y es definida por el diccionario de esta manera: “Droga que se obtiene de la mezcla de hojas y flores secas del cáñamo índico con sustancias aromáticas y azucaradas, que produce sensaciones euforizantes y alucinógenas; normalmente se fuma mezclada con tabaco y su abuso puede llegar a crear dependencia”. Como se puede observar la propia definición en alguna forma utiliza el término droga, y además lo complementa con que puede llegar a crear dependencia.

No podemos negar que en la actualidad es claro que la adicción es una enfermedad mental, incluso ha sido reconocido por las más altas autoridades a nivel médico, en este caso la Organización Mundial de la Salud (OMS). Comprendiendo esto, debemos ser muy cuidadosos con el manejo de este tipo de nuevos medicamentos. No se puede permitir que el hecho de que actualmente existe una ley para el uso medicinal de la marihuana, se convierta en una patente de corso para que nuestros jóvenes o cualquier persona pueda consumir esta droga libremente.

No hay la menor duda de que la misma tiene efectos adictivos que pueden traer consecuencias con enfermedades mentales.

Le pedimos a nuestras autoridades que estén vigilantes del uso que se le va a dar a estas sustancias y que se pueda identificar claramente la forma en que se pueden comprar y los requisitos que se necesitan para la obtenerla.

Sería del todo catastrófico que la nueva legislación sirva para que se relaje el consumo y uso de una sustancia adictiva e ilícita, que podría traer consecuencias en el ámbito social, familiar, laboral e incluso delincuencial.

Esperamos que nuestras autoridades puedan divulgar, orientar y educar a la población sobre la nueva normativa y que también expliquen los efectos nocivos del mal uso o consumo de drogas, como la marihuana.  

* El autor es abogado y fue administrador de la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco).

Pedro M. Meilán

[email protected]