Opinión

La biblioteca del Canal de Panamá

26 de junio de 2022

Como manantial de sabidurías, la Biblioteca del Canal de Panamá, está situada en el  otrora  colegio secundario de Balboa, donde el 9 de enero de 1964 fue ultrajada nuestra bandera. Además de  capilla de lectura, es  un museo  que exhibe  herramientas utilizadas para cavar la trocha marítima  y preserva   miles de fotografías de un pasado glorioso.

Bibliotecarios  celosos centinelas de este patrimonio, custodian este legado,  alertas ante  acecho de maleantes como aquellos  que malograron la biblioteca del Instituto Nacional.  

Nombrada Roberto Chiari  en memoria del ‘presidente de la dignidad’, que el 9 de enero de 1964, suspendió  relaciones diplomáticas con Estados Unidos.

Roberto Chiari, era hijo del ex presidente  Rodolfo Chiari y Ofelina Remón quienes, a principios de siglo XX, se casaron, en la madrugada, en la  Catedral Metropolitana.

Cuando  se produjo  el incidente del 9 de enero de 1964,  América Latina hervía fiebre revolucionaria destellada desde Cuba.  

El 13 de enero de 1964, cinco días después del incidente del 9 de enero, el Dr. Fidel Castro, líder del movimiento revolucionario cubano viajó a Moscú y los incidentes de Panamá no fueron ignorados en conversaciones con el presidente de la Unión Soviética Nikita Jruschov.

El 22 enero Castro y Jruschov realizan  recorrido ameno y almuerzan  en bosques de Ucrania nación que hoy  se desangra por la horrorosa  invasión rusa. 

Los panameños hemos vivido una experiencia similar,  el 20 de diciembre de 1989. 

En la entrada de la  Biblioteca – Museo Roberto Chiari un fuego  se contornea silenciosamente y esporádicamente, sobre el techado rugen  aviones que, a pocos metros, aterrizan en el aeropuerto Marcos Gelabert-Albrook. 

 

Emilio Sinclair
[email protected]

* Autor es periodista.