Opinión

Inefable

31 de mayo de 2022

“Eres la coprotagonista de mi nueva historia, deseo que seas feliz y estés siempre presente, porque siendo libre, te elijo a ti”. Han transcurrido más de dos años y aún estamos aquí, con algunos miedos pasajeros. Lo quiero todo contigo, con tus aciertos y desaciertos, esas maratones románticas sin treguas… quiero albergarme en ti sin esbozos, seguir amando tus tempestades y que continúes siendo los motivos de mis alegrías.

El amor suele ser complicado en ocasiones. Cuando uno se adentra en sus aguas, normalmente nos creamos grandes expectativas. Pero no siempre se cumplen. Pero luego de algunas experiencias fallidas el darse una oportunidad de enamorarse luego de algún tiempo a solas es realmente hermoso. De encontrar a esa persona especial para querer y te quiera bonito. Por supuestos, antes de querer a alguien debemos enaltecer nuestro amor propio.

Cambiar relaciones de codependencia por vínculos de respeto, solidaridad, ilusión, admiración y honesta avenencia es el súmmum de la pasión. Las imposiciones y la indiferencia dañan las relaciones. En cuanto empecemos a valorarnos, seremos libres de elegir con plena voluntad no por necesidad, sino simplemente porque deseas estar con esa otra persona.

 

Ernesto Maytín
[email protected]
*El autor es docente.