Opinión

El mantenimiento en el país

26 de septiembre de 2022

Panamá, país que se precia de incrementar el turismo nacional e internacional, presenta muchas estructuras muy descuidadas en su mantenimiento. Las carreteras tanto en la capital como hacia el interior del país están sumamente deterioradas con una gran cantidad de baches e imperfecciones que hacen del tránsito vehicular una odisea y un dolor de cabeza para los dueños de vehículos.

Desde el arribo de los turistas en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, las carreteras están muy descuidadas con herbazales, baches y centros de acopio de desechos. Una imagen muy triste que vender y enseñar a los miles de turistas que vienen de diferentes partes del mundo.

Llegar a observar maravillas como el puente de las américas y el puente centenario que en la actualidad están más que descuidados, crea un sabor amargo a propios y extranjeros. Imitar no cuesta nada. Existen puentes como los nuestros de gran colorido en diversos países de los cuales debemos aprender un poco. en nuestro pequeño país el narcotráfico, la inseguridad y la corrupción revisten de gala lo que debiera ser objeto en nuestras obras estructurales de importancia en el país. da mucha tristeza avanzar por la carretera interamericana, constituyendo hoy una estructura olvidada y barnizada con una multiplicidad de huecos que dejan mucho que desear en la población panameña.

De mayor importancia y trascendencia son los accidentes que han ocurrido por la presencia de grandes baches en las carreteras lo que en algunas ocasiones ha incidido en accidentes y muertes de personas. El mantenimiento de carreteras, puentes y edificaciones es deficiente y permite la ocurrencia de desastres la utilización de materiales de mala calidad y técnicas de construcción deficientes, tienen total injerencia en los accidentes que ocurren a lo largo de la geografía istmeña.

Esta caótica situación es una clara y profunda ofensa contra la vida y la paz social de todos los panameños. Este grave problema incide también en el transporte de productos alimenticios y la accesibilidad de los pobladores a los mismos. Esto trae como consecuencia irreparables pérdidas económicas.

Finalmente, toda esta grave situación tiene que ver con la falta de planificación y las partidas necesarias para atender el mantenimiento en el país. Nuevamente señalamos como ofensa al turismo, la existencia de una ruta desde el aeropuerto donde observamos montones de basura, calles en mal estado, herbazales por doquier y edificios en muy mal estado. ¿Es así como queremos vender a panamá como destino turístico?

OMAR LÓPEZ SINISTERRA

[email protected]

* Abogado Criminólogo.