Editorial

EDITORIAL: Narcotráfico

09 de febrero de 2024

El arresto de un alto oficial de la Policía Nacional, transportando presuntas sustancias ilícitas (drogas) confirma que las autoridades están persiguiendo a quienes se dejan captar por el crimen organizado y también que los narcotraficantes son una amenaza a la seguridad interna del país.

No es la primera vez que un caso como este ocurre y no será el último. Sin embargo, la garantía que tiene el país es la identificación, captura, judicialización y condena de todo el que en vez de proteger y servir se involucre con el crimen.

La Policía Nacional es la entidad de seguridad pública más importante del país, la garantía de su eficacia está en limpiar de las malas unidades a la institución.

Los agentes y oficiales que terminan involucrados en delitos son una vergüenza para la nación y las sanciones deben ser las máximas. El ejemplo se da con la contundencia de las penas.

Tags:
TE PUEDE INTERESAR