Opinión

Dos épocas de pronosticadores del tiempo

10 de julio de 2022

A inicio de la industria de la televisión blanco y negro con RPC Televisión, (1960) este medio contaba con voces estelares como la de los periodistas y locutores de noticias Arquimedes Fernández, Tomas Alberto Cupas, Jorge Carrasco, Hernán Botello, Teófilo Tuñon Herazo entre otras voces.

Don Teófilo era el encargado de informar con un estilo único el pronóstico del tiempo, con esa vibrante voz ,y con un paraguas.

El noticiero mantuvo buena sintonía, la población esperaba estás predicciones atmofericas de Don Teófilo Tuñon Herazo. Era un segmento corto muy dinámico, y no se contaba con mucha tecnología como en la actualidad.

La empresa muy atinadamente para la publicidad del espacio lo bautizó como “el hombre del tiempo”, y en algunas ocasiones decía hoy “lleve su paraguas” avisando que no se arriesgaran a salir a la calle, sin este acompañante.

La televisora RPC fue siempre el medio de referencia con un noticiero estelar en horas de la tarde, y antes de finalizar Don Arquímedes Fernández, le daba lectura al esperado editorial con un tema de actualidad nacional. Mí madre era una asidua televidente, por ende tenía que ver y escuchar el noticiero.

Al entrar la época moderna de los años 90 en adelante las otras televisoras adoptaron continuar con un espacio de pronósticos del tiempo como TVN que contrato los servicios profesionales de la meteoróloga Annette Quinn, quien inicio este proyecto en el 2004, contando con buena sintonía, y en 2018 fue sacado de la pantalla.

“La reina del tiempo “ así se le apodo a Annette, fue un segmento dentro del noticiero estelar de la mañana, el cual era muy esperado por los televidentes porque además Annette Quinn, ofrecía con amplio conocimiento algunos “tips” sobre cualquier eventualidad climatológica que se pudiera presentar en el territorio nacional, para que la población estuviera preparada, y creara un plan de emergencia familiar.

El avance tecnológico moderno sirvió de apoyo en esta época en comparación a los años 60, y no hay que olvidar que estos pronósticos son basados en probabilidades, a veces generaron cuestionamientos, en algunas ocasiones no eran acertados, pero ambas épocas son recordadas por el nivel de profesionalismo.

Ahora se cuenta con la empresa Etesa y Sinaproc que emiten avisos sobre la situación climatológica.

 

 

Por: Víctor De La Hoz
[email protected]