Opinión

Cuestión de orden y urbanidad

27 de septiembre de 2022

Los scooters eléctricos están ahora por casi toda la ciudad capital y son una nueva manera de trasladarse, especialmente para los peatones. Los vemos en esquinas, plazas, parques y, casi siempre, mal ubicados. Si bien los trajeron para llevar a la ciudad hacia una “modernidad” en cuanto a opciones de medios de transporte, considero que la educación sobre los mismos ha sido pobre. Quienes los usan suelen dejarlos en medio de aceras, pasos peatonales y hasta canchas, volviéndolos así un potencial peligro para los caminantes, en especial para aquellos con baja o nula visión, pues podrían ocasionar tropiezos y caídas. Innovaciones como esta siguen llegando, pero, si como sociedad no insistimos en un cambio de mentalidad, seguiremos en el siglo 19. Esta y otras similares se vuelven cuestiones de urbanidad, de convivencia y solidaridad, aspectos que, al parecer, se han ido perdiendo.

Es por ello que reitero la importancia de inculcar tanto valores, como hábitos de responsabilidad ciudadana y en su defecto normas estrictas que penalicen el desorden urbano. Tal tarea no solo involucra al Gobierno o entidad, sino también a las empresas que ponen a disposición del público estos artículos y a nosotros mismos, ya que a veces nos convertimos en cómplices silenciosos de la gente fresca.

Eliened Ortega Y.

[email protected]

* Periodista.