Editorial

Responsabilidad

01 de septiembre de 2022

Miles de ciudadanos no están al día en sus cuentas por consumo de agua, recolección de la basura e inclusive por el uso de los corredores norte y sur en la ciudad capital.

La morosidad es endémica, pero también deja al descubierto la incapacidad de las instituciones afectadas para cobrar las millonarias sumas que tienen a su favor.

Es una alarmante realidad que afecta las finanzas y las operaciones de todas las empresas públicas involucradas, cuyo servicio es vital para el país. ¿Actuaremos?