Las mascotas, otro miembro de la familia

  • Reinelda Álvarez
      Reinelda Álvarez |

      Cada vez es más frecuente ver que las mascotas se hayan convertido en un miembro más de las familias. Ese mito o pensamiento de que los perros son para cuidar las casa, se ha transformado en tener al can con todas las comodidades posibles, al punto de que muchos hasta rayan en su humanización.

      Pero, ¿Qué consecuencias y responsabilidades realmente tenemos al mantenerlos? Yo tengo uno y muchas veces me preguntó si exagero con su cuidado, pero para mi alivio veo a la gente que se ha tomado más en serio que yo la tarea de realizar el esfuerzo financiero y emocional para adaptar a estos animales domésticos al mundo de los humanos.

      Hasta el momento, no hay una norma que exijan a los dueños de los animales registralos, con todo su control de vacunas y buena salud, pero existe la norma que exhorta a todos los ciudadanos a practicar acciones de bondad hacia los animales domésticos o silvestres, y a no ejecutar actos de maltrato.

      Y otra, que les da facultades a los jueces para sancionar aquellas conductas que constituyan maltrato a los animales domésticos. Quiénes tenga una mascota saben que cada acción de cuido y cariño que uno les da es reflejada en las acciones de nuestras mascotas.

      Sigamos con esa educación de incluir a las mascotas como parte de la familia y darle todo el cariño y bienestar que ellos se merecen. La moda “Pet-friendly” se ha masificado y ha sido bien acogida por la población. Cuidemos a nuestras mascotas y denunciemos a los maltratadores. *Periodista.

      Reinelda Álvarez

      [email protected]



      Metrolibre