En los negocios, no se asume nada

  • Sara Asvat
      Sara Asvat |

      Un punto importante en nuestras empresas, especialmente cuando decidimos organizar nuestro equipo de trabajo, es estar tentados a contratar a conocidos y a amigos que están desempleados, porque pensamos erróneamente que estas personas nos conocen y serán leales y confiables. ¡Resista la tentación! ¡Y, no asuma nada!  A pesar de que puede ser viable el escoger a personas y amigos que se conocen entre sí, por la relación personal que mantienen entre ellos, si desea tener éxito en su negocio, debe compilar al mejor equipo posible, dejando atrás percepciones, sentimientos y asunciones. 

      Lo más probable es que sus amigos no cuenten con las habilidades y los conocimientos requeridos para ayudarlo a conformar un equipo bien balanceado. Y, si somos honestos con nosotros mismos, puede que ni siquiera sean lo suficientemente responsables, como Ud. necesita que lo sean para brindarle la tranquilidad operativa que se requiere. 

      Se los décimos por experiencias personales, ya que he cometido este error en varias instancias. Cuando vamos a poner un equipo de trabajo junto, necesitamos encontrar el balance funcional en las áreas que se requieren en el negocio. Debe considerar personas que se complementen en las áreas técnicas, financieras; con suficientes conocimientos en las operaciones en conjunto, y dirigidos por personas capaces, que puedan apoyarlo a que el negocio funcione apropiadamente para ser exitosos. Algunas consideraciones para tomar en cuenta cuando estamos en la búsqueda de nuestro equipo de trabajo son:

      1.   Capacidad y si es posible; que maneje el negocio con excelencia en el área funcional.

      2.  Con la suficiente responsabilidad para llevar a cabo las asignaciones, tareas y conocer como darle continuidad y seguimiento.  
      3.  Inteligencia, la habilidad para evaluar la información con mentalidad creativa.

      4.   Con capacidad de comunicación y habilidades interpersonales.

      5.  La habilidad de trabajar de manera individual y en grupo.

      6.   La voluntad para trabajar duro, y a altas horas, para poder cumplir las metas. 

      Al contratar el grupo, debe verificar que cada uno de los posibles miembros de su grupo, tienen la habilidad de que puedan trabajar en grupo. 

      Una vez seleccionados, la primera decisión que deben de tomar es definir cómo van a tomarse las decisiones.

       Determinando un proceso claro y justo que hará que todo sea más fácil y que la interacción entre el grupo sea más placentera. 

      Hay que coordinar bien lo que hace, porque en los negocios no debe asumir nada, los pasos deben ser bien analizados y consensuados. Recuerde que manejamos nuestros recursos y no debemos exponerlos innecesariamente.

      Sara Asvat 
      [email protected] 
      *Autora es empresaria. 



      Metrolibre