Los tajos abiertos de minería

  • Carlos  Salazar Medina
      Carlos Salazar Medina |

      A medida que se avanza en los frentes de producción minero, los trabajos y actividades de cierre de mina, van reemplazando esa producción, posteriormente se debe dar seguimiento al cierre ordenado, a los trabajos de mitigación, de recuperación y rehabilitación, como la reforestación y la creación e otros negocios rentables para las comunidades aledañas e involucradas con el proyecto minero. Granjas sostenibles con producción diversificada, acorde a la calidad y PH del suelo, van apareciendo en lo que otrora fue el proyecto y las zonas más grandes de impacto, como lo son los tajos abiertos, se convierten en un objetivo de desarrollo y actividades productivas, como lo son, la piscicultura, canaricultura y en especial, el desarrollo turístico, a través del aprovechamiento de la precipitación pluvial, propia del trópico, en el cual se encuentra Panamá.

      Los tajos abiertos, son excavaciones en las cuales se llevan a cabo durante la producción minera, solamente procesos de tipo físico-mecánicos y no químicos, allí se mueve material rocoso, tanto estéril como mineralizado que luego es transportado y depositado el primero en espacios diseñados para ese fin y procesado el segundo a través de voladuras, trituración y transporte, hacia las plantas metalúrgicas, en las cuales sí pueden ocurrir, tanto procesos físicos, como el gravimétrico y la flotación, así como los químicos, como la lixiviación en sus diversas formas.

      En el caso de Panamá, ya hemos explicado en artículos anteriores, que tanto Cobre panamá como Veragold en Cañazas, han optado por los procesos físicos, en este caso flotación y gravimetría (Cobre Panamá) y Flotación (Veragold Mining Company). Es por eso que los tajos no representan riesgo alguno al permitir que con la lluvia, se llenen de agua, convirtiendo a los mismos en verdaderos cuerpos lacustres que se pueden utilizar para el desarrollo turístico de hoteles de campo con deportes acuáticos. Sobran los ejemplos a nivel mundial de esta alternativa de pos cierre minero y uso de los tajos para actividades sostenibles.

      Por mucho tiempo se dejaba de aprovechar estas ventajas que conceden los tajos abiertos de minería y permanecían solo como un recuerdo de lo que una vez fue una actividad productiva. Con el desarrollo de nuevas tecnologías y tendencias, la minería responsable obliga a darle seguimiento a todo lo concerniente a lo que una vez fue la zona de producción y su aprovechamiento para las futuras generaciones. Esos cuerpos de agua, en tajos en los que no hubo más que procesos físicos –mecánicos, también constituyen una importante reserva de agua limpia e inocua, apta para el uso en actividades agropecuarias, dl tanto para el regadío de cultivos en épocas de sequía, como para llenarlos en épocas de abundante lluvia.

      Estas decisiones no se toman al final del proceso productivo, por el contrario, se planifican desde antes de iniciar el mismo y se va avanzando a medida que se van cerrando los frentes de producción, de esta forma, el cierre y el pos cierre de mina, se garantiza con éxito, dejando las actividades que van a reemplazar, como ente económico a la mina y que van a constituir un nuevo polo de producción económica y pilar de desarrollo sostenible. Somos mineros y ya somos parte importante del crecimiento y desarrollo económico y social de Panamá y lo hacemos y continuamos haciendo, respetando la interacción con el entorno, por eso son importantes los permanentes monitoreos de aguas, suelos y aire en las zonas de los proyectos mineros, con evidencia científica auditable y a mano de forma permanente. Avanzamos, producimos, cumplimos y lo más importante es que no perdemos de vista el futuro y la garantía de generación de recursos de las futuras generaciones, esa es la diferencia.
       

      Carlos  Salazar Medina
      [email protected]
      Ingeniero de minas



      Metrolibre