Proyecciones de flujo de caja

  • Sara Asvat
      Sara Asvat |

       Para casi todas las empresas, el análisis del flujo de caja es, probablemente, la evaluación más importante.  Porque si no puedes pagarles a tus colaboradores, tus cuentas, o pagarte a ti como profesional y empresario, no vas a sobrevivir mucho tiempo Y de seguro que tú no dormirás bien de noche. La proyección de caja no es acerca de las utilidades- más bien es acerca de cuánto dinero tienes en el banco. No te dice si vas a tener utilidades al finalizar el año fiscal, o cuántas órdenes o pedidos estas realizando; sin embargo, te da una fotografía en tiempo real de cuánto dinero entra y sale de tu negocio al mes. El análisis de flujo de caja es particularmente importante en los negocios de temporada, para aquellos que mantienen grandes inventarios, y para los que venden la mayoría de sus ventas al crédito. Porque debes planificar para los meses de ventas bajas y por los efectos de los períodos entre el pago de materiales antes de realizar las facturas de ventas en efectivo o al crédito.

      Mantener un registro histórico de los flujos de caja te brinda una idea de qué esperar en ciertos meses del año y te ayuda a planificar la administración del efectivo para el futuro. Mantén el hábito de tener cuentas de flujo de caja mensual. Al preparar este balance, separa el dinero o ingresos que recibes por las ventas que efectuarás por hacer negocio, de los que dineros que obtienes producto del financiamiento bancario o préstamos. Esto te dará una mayor luz y claridad de donde proviene el dinero y cuanta es tu dependencia de los fondos que provienen de préstamos. Anota los siguientes aspectos en tu análisis de caja: Ventas al contado: ventas realizadas que producen efectivo inmediato. Cuentas por cobrar: Ingresos que se cobran por ventas realizadas en periodos anteriores.  Ingreso de Intereses: Ingresos pagados por bancos u otras cuentas.

      Producto de Préstamos: Ingresos por resultado de préstamos o líneas de crédito.  Costo de Ventas: Todos los gastos que se realizan para la generación de la venta. Gastos Operativos: Todos los pagos que se realizan menos la depreciación (ya que la deprecación no involucra salida de efectivo).  Reservas: Dinero que se pone a un lado para el futuro y gastos no anticipados previamente. Pago de dividendos: Dineros pagados a los propietarios o dineros distribuidos. Flujo de Caja Neto: El remanente de los fondos. Flujo de Caja Inicial: Cantidad de fondos en la Caja al inicio del mes que va a ser evaluado; debe ser igual al flujo de caja final del mes anterior. Complete un análisis de flujo de caja con esta información todos los meses el primer año y posteriormente podrás realizarlo cada 3 meses. Ya tendráS más experiencia después de haberlo realizado por 12 meses consecutivos. Observarás lo beneficiosos de este análisis y podrás tener luces claras de cómo manejar tus ventas y tus gastos para mantener tu negocio.
       

      Sara Asvat
      [email protected]
      https://admsolutionssa.com/



      Metrolibre