Agotamiento del equipo de salud

  • Jorge Luis Prosperi Ramirez.
Jorge Luis Prosperi |

El agotamiento del equipo de salud, los médicos y, todo el personal que interviene en la prestación de los servicios de salud, pone en riesgo la atención al paciente y tiene un efecto perjudicial en la retención de la fuerza de trabajo médica de salud.

Así lo subrayó el año pasado, cuando nadie sospechaba que tendríamos que enfrentar una pandemia de COVID-19, la publicación de The Lancet, titulada en inglés “Physician burnout: the need to rehumanise health systems”.

De acuerdo con la publicación “la formación médica y la práctica clínica se asocian continuamente con el estrés, a menudo bienvenido y considerado un factor motivador positivo. Sin embargo, la tríada recientemente reconocida de agotamiento emocional, despersonalización y reducción de la eficacia profesional, definida como agotamiento, cuestiona el papel del estrés en la práctica clínica”.

Los autores ponen de relieve que este “agotamiento o burnout”, lejos de ser un factor motivador positivo, “tiene la propensión a poner en riesgo la atención al paciente y tiene un efecto perjudicial en la retención de la fuerza de trabajo médica. Un sistema de atención de la salud bajo presión contribuye indudablemente al agotamiento de los médicos y de todo el personal del sistema: recursos laborales insuficientes, largas horas de trabajo, tecnologías obsoletas y no aptas para el propósito, y la abundancia de requisitos de documentación, alejan el enfoque del equipo en la atención al paciente. Este agotamiento genera equipos multidisciplinarios ineficaces y una cultura organizacional indiferente al sufrimiento”.

 

Jorge Luis Prosperi 
[email protected]

*El autor es médico. 
**Fragmento del escrito tomado del sitio web: /elblogdejorgeprosperi .com/2020/08/ agotamiento-del-equipo-de-salud/



Metrolibre