kARMA

  • Dalmiro Elías Rodríguez Rudas.
Dalmiro Elías |

Cuando el ser humano actúa motivado por el interés egoísta de complacerse a sí mismo, sin importarle el derecho ajeno, está sembrando para su muy cercano futuro días de tribulación.

La decisión de quien gobernará es tomada por grupos empresariales que, seleccionan la figura que representará sus intereses durante cinco años.

Las promesas electorales solo son discurso de engaño, los compromisos ocultos serán los que se cumplirán; quien se siente en el taburete o silla se sentirá endiosado, sus altaneras expresiones retan al pueblo como (presenten las pruebas, cueva de ladrones), sin darse cuenta que una vez se toma posesión inicia una cuenta regresiva, y fuera del poder solo será un ciudadano más.

Vemos como los dos últimos gobiernos a su salida, se les prohíbe salir del país y deben firmar cada cierto tiempo, a lo que antes llamaron cueva de ladrones ahora le imploran inmunidad, malos y desvergonzados ciudadanos que son. 

El ejemplo esta dado, administrar con honestidad, es garantía de un futuro de tranquilidad y respeto del pueblo.; alguien tomaba decisiones desde una hamaca de forma sabia.

“No existe tiranía peor que la ejercida a la sombra de las leyes y con apariencia de justicia”. Montesquieu.

* El autor es ciudadano. 

 

Dalmiro Elías Rodríguez Rudas
[email protected]
 



Metrolibre