Bermúdez Valdés: Juego de doble preocupación

  • Julio Bermúdez Valdés
Julio Bermúdez Valdés |

Cuestionar a las autoridades para que las cosas anden mejor es deber de todo ciudadano. Para que empeoren, ya es preocupante.

Se supone que la vida esta por encima de cualquier tema, máxime si los señalados como irregulares están manos de las instancias correspondientes.

Para que haya prueba sobre si hubo o no dolo en el tema delos ventiladores o del hospital modular, se debe permitir que progresen las pesquisas abiertas por las dos procuradurías.

Pero hay algunos sectores para los cuales esas situaciones no bastan. ¿será porque su presión busca algo mas que justicia o verificación final? Desde marzo pasado insisto en que el propósito central es quebrar la credibilidad del gobierno, someterlo políticamente.

Imponerle una agenda.Quizás por eso no basta que las dos procuradurías se ocupen del tema, hay que enfatizarlo todos los días, aunque al final se demuestre lo falaz de los señalamientos. No se gastó, por ejemplo, un solo centavo en los ventiladores porque la operación no se concluyó, y lo mismo sucede con el hospital modular.

Pero para algunos no importa, hay que persistir hasta doblegar a la administración Cortizo.Tampoco importa que con ese propósito se desarme a la ciudadanía ante la pandemia.

¿Cómo entender las convocatorias a actos de masa cuando precisamente en esas concentraciones están los mayores peligros de contagio? Es evidente el afán de ciertos grupos y voceros por pasar del tema sanitario al de la politización de la pandemia, y ante lo cual el gobierno debería contemplar la posibilidad de respuestas políticas.

Se ha posicionado un doble discurso donde, pese a la intensa labor que se realiza contra la pandemia, sus detractores restan protagonismo a las gestiones sanitarias, temerariamente las presentan como fracasadas y luego el incremento de los casos ya no se debe al incumplimiento de una necesaria disciplina social, sino a la supuesta falencia de un sistema sanitario que, pese a todo, no ha sido rebasado.

Sería bueno saber si quienes esgrimen estas tesis no son los mismos que siguen convocando a los ciudadanos a paros, bloqueos y caravanas. 

 

Julio Bermúdez Valdés
[email protected]

*El autor es periodista



Metrolibre