Diabetes y la escuela

  • Dr. Edgardo Gaitán.
Dr. Edgardo Gaitán |

 La llegada de la temporada escolar significa toda una aventura para el niño con diabetes y también para sus maestros. El chico con diabetes no debe ser relegado de las actividades escolares. 

Al contrario, si llevarlo a ser incluido en todas ellas. El chico con diabetes debe participar  en las actividades deportivas, recreativas y culturales; y no debe segregarse en razón de que tenga diabetes.

 Pero, los maestros y el personal escolar involucrado debe conocer de su condición para poder ayudarlo en los momentos necesarios. 

También deben estar al tanto para no exigir más  allá de la capacidad de el joven. Es importante que las maestras y maestros aprendan a detectar tempranamente la presencia de hipoglucemias Y  cómo resolverlas. 

También es importante que tengan consigo un listado de los medicamentos que el jovencito utiliza y de los contactos telefónico con sus padres, médicos y centros médicos donde pudiesen pedir ayuda. 

El joven diabético debe cargar consigo un "kit contra hipoglicemia" que bien podría consistir de sobres de azúcar de los que nos ofrecen en los restaurantes y que habitualmente tienen 5 gramos de azúcar cada uno. En el caso de detectarse una hipoglicemia o de sospecharse y no poder medir el nivel de azúcar en la sangre con prontitud, está indicado disolver 3 paquetes de estos en medio vaso de agua e intentar que lo vaya tomando poco a poco.

 Lo ideal es que el joven o la chica con diabetes lleve consigo su glucómetro y pueda tener la libertad de utilizarlo aún en la mitad de las horas de clases y también el maestro debería entrenarse en el manejo de este dispositivo.

El estudiante diabético no debe discriminarse, sino, ser apoyado para que desarrolle plenamente sus capacidades físicas, intelectuales y culturales. Forma parte de La Escuela para Diabéticos Llamando al 229-5455. Sígueme en instagram @doctorgaitan.

Dr. Edgardo Gaitán
[email protected]
Instagram: @doctorgaitan



Metrolibre