La violencia nos rebasa

  • Euclides Corro.
Euclides Corro |

Un video nos muestra a un hombre moreno de no más de treinta años atacando a un anciano que seguramente supera los 70 de edad, hasta que finalmente lo deja inconsciente al patearlo en la cabeza. ¿Qué puede haber motivado esta pelea tan desigual? Pero igual tan grave como la agresión, ¿por qué ninguno de los presentes tuvo el coraje de intervenir y evitar la impunidad?

Hay otra grabación de hace un par de semanas donde un taxista se baja de su auto y con un palo ataca a otro joven en una actitud de extremo salvajismo. Las noticias dicen que fue sancionado. Y así por el estilo, solo hay que observar las noticias para darnos cuenta de la vorágine que estamos viviendo con muertos y heridos que si nos descuidamos, pudieran convertirnos en uno de los países más peligrosos del orbe.

Estoy seguro que nadie podría decir que estamos exagerando. Vivimos una ola de violencia y de inestabilidad emocional que bien valdría que se hiciera un estudio por expertos para saber que está provocando esta situación. Se habla del crecimiento de la violencia contra la mujer y las estadísticas son para que todos nos asustemos. Igual los crímenes que con aparente impunidad se están cometiendo, sin mayores resultados de las investigaciones.

El interior del país que era apacible y tradicionalmente buen anfitrión, en muchos lugares igual está sucediendo con el tema de los robos, las drogas y los asesinatos.

Una ola de violencia pareciera incontenible y una respuesta deficiente por parte de las autoridades. Mientras que otros países modernizan su tecnología en esta batalla, todavía –nadie puede decir lo contrario- en Panamá andamos muy rezagados. La comunidad está exigiendo una acción más enérgica. Que se ponga un alto a los que en evidente actitud se burlan de la justicia. Aquellos que no le temen a nada ni a nadie. Y esto es realmente. Inaceptable.

* El autor es periodista. 

Euclides Corro 
[email protected]



Metrolibre