Nacionales

Panamá apoya estrategia de vigilancia genómica regional, destaca Sucre

29 de septiembre de 2022

El ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, calificó el documento de la estrategia de vigilancia genómica regional para la preparación y respuesta a epidemias y pandemias como interesante e importante. Así lo dio a conocer en la Conferencia Sanitaria Panamericana N.º 30.

Durante su intervención destacó sobre la utilidad e importancia de la vigilancia genómica, las cuáles han quedado manifiestas durante los últimos 33 meses y añadió que “desde el año 2007, Panamá comenzó con la vigilancia genómica de la resistencia al VIH y otros virus usando la metodología SANGER”.

Añadió que posteriormente, en el 2017, se continuó con la vigilancia de Arbovirus, Virus Respiratorios y Virus de Transmisión Sexual usando Secuenciación de Segunda Generación. La experiencia previamente adquirida ha sido de apoyo para la implementación de la Vigilancia Genómica del SARS-CoV-2 desde el año 2020 y así hemos podido dar seguimiento de las variantes que iban apareciendo a nivel mundial.

En el año 2021, Panamá fue seleccionado por la OPS como uno de los 8 Laboratorios de Referencia para la Vigilancia Genómica de SARS-CoV-2 en la Región de las Américas, bajo la iniciativa COVIGEN. 

“Esto nos permitió ayudar a nuestros hermanos de América Central, el Caribe y América del Sur en la secuenciación de los Coronavirus circulantes en sus países”, dijo.

Informó Sucre que, a la fecha, Panamá ha generado más 6 mil secuencias de SARS-CoV-2 y continúa con la vigilancia genómica de Arbovirus, Viruela Símica y otros virus respiratorios. 
Explicó que con el apoyo de la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA), se ha descentralizado la Vigilancia Genómica en el país. 

“Actualmente, fuera de la ciudad capital, tenemos 3 centros de vigilancia genómica: en Darién (frontera con Colombia), Chiriquí (frontera con Costa Rica) y en el centro del país (Divisa)” y concluyó diciendo que “definitivamente, que, en base a las acciones realizadas como país, Panamá apoya la estrategia de vigilancia genómica regional para la preparación y respuesta a epidemias y pandemias basado en el Documento CSP30/12 que se ha presentado”.