Nacionales

Condenan represión a iglesia en Nicaragua

26 de septiembre de 2022

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) nuevamente hizo un llamado al Estado de Nicaragua para que cese los constantes ataques contra la Iglesia Católica. También exigió liberar a todas las personas que permanecen privadas de la libertad arbitrariamente y a cesar de inmediato la represión en el país. En agosto, la CIDH condenó la represión en contra de integrantes de la Iglesia Católica en Nicaragua. El organizo observó que, durante la madrugada del 19 de agosto, la Policía Nacional ingresó por la fuerza a la Curia Episcopal de Matagalpa para detener, de manera arbitraria, al obispo Rolando Álvarez y siete religiosos, quienes permanecieron por más de 15 días encerrados y bajo sitio policial en el lugar. El Obispo habría sido responsabilizado por las autoridades de “ejecutar actos de odio” y “desestabilizar al Estado”; asimismo, en declaraciones públicas, la Vicepresidenta lo acusó de cometer “crímenes de lesa espiritualidad”, debido a su denuncia y oposición a la confiscación y cierre de siete radioemisoras de la Diócesis de Matagalpa. ”Estos hechos forman parte de un contexto sistemático de persecución, criminalización, hostigamiento, asedio policial, declaraciones estigmatizantes por parte de las más altas autoridades del Estado y, en general, de actos de represión en contra de integrantes de la Iglesia católica en Nicaragua, debido a su rol de mediación en el Diálogo Nacional en 2018 y su papel crítico para denunciar las violaciones a los derechos humanos ocurridas en el marco de la crisis en el país”, resaltó la agrupación en un boletín.

La Comisión también rechazó el cierre y confiscación de los bienes de distintas organizaciones vinculadas con la Iglesia, como la Universidad Católica del Trópico Seco, varios colegios de la diócesis de Estelí y la Fundación de las Hermanas Misioneras de la Caridad de Santa Teresa de Calcuta, cuyas integrantes fueron expulsadas del país.

En el mes de marzo, el Estado ordenó la salida del Nuncio Apostólico del país, quien fue mediador en la Mesa de Diálogo de 2019, se resaltó. Además, la CIDH y su Relatoría para la Libertad de Expresión (RELE) condenaron la eliminación del Canal Católico de la grilla de programación de televisión por cable, en el mes de mayo; el cierre arbitrario de siete radioemisoras católicas de la Diócesis de Matagalpa; así como el ingreso violento de la Policía en la capilla Niño Jesús de Praga en Sébaco, el 1 de agosto, para confiscar equipos de radio y TV.

adjuntoadjunto

Redacción

[email protected]