¿Símbolos de amor o daño al patrimonio?

Parejas en todo el mundo consolidan su unión con este gesto romántico, aunque las autoridades advierten que podrían comprometer estructuras como los puentes
  • ML | Baranda con candados colocados en el mirador del Casco Antiguo, frente al Teatro Nacional.
      Eliened Ortega |

      Casco Antiguo es historia, pero también el sitio romántico predilecto en la ciudad de Panamá. Allí, en el mirador hacia la bahía, las parejas suelen sellar su amor cerrando un candado, un gesto que, aunque muy inocente, podría significar  daño a las estructuras patrimoniales.

      Esta práctica, popular sobre todo en Francia, es vigilada de cerca por la Oficina del Casco Antiguo (OCA) del Ministerio de Cultura (MiCultura), aunque de momento no es motivo de sanción, conforme a Fernando Díaz, director del ente.

      La preocupación, explicó Díaz, es que estos cerrojos aceleren el proceso de corrosión de la baranda, que se encuentra frente a la playa,  que ya actúa como un agente externo de daño por la brisa salina.   

      “Cuando el óxido avanza, el propio peso del candado comienza a agredir la integridad de esta barrera que es de seguridad”, precisó.

      En esta zona, cada tanto vuelven a acumularse algunos, pero son retirados y luego reciclados.

       Agregó: “No hay instrucciones de multar por la acción, sin embargo, hay que recordar que existen normativas que establecen castigos por agredir monumentos”.

      Si bien aún no representa riesgo mayor, de volverse uno, se tomarían medidas para preservar su integridad, según Díaz. 

      “Se instituyó la tolerancia al respecto, por ser una costumbre en el ámbito turístico tremendamente extendida”, concluyó el funcionario.

        Alternativas
      Para la arquitecta y ex vicealcaldesa de la ciudad de Panamá Raisa Banfield es un hecho que la colocación de los cerrojos genera problemas “gravísimos”.

       “En algunas ciudades se han creado estructuras especiales de metal y malla, con forma de corazón para que la gente ponga sus candaditos allí. Como no sostienen nada, no importa la corrosión”, resaltó.

      Por su parte, la ingeniera civil Mercedes Guardia advirtió que los barandales están hechos para aguantar una carga, por lo que al sobrepasarla,  se afectaría su estabilidad hasta ceder.

      Caritas

      Eliened Ortega Yángüez 
      [email protected]
      Twitter: @ElienedY
      Instagram: @_eliyanguez



      Metrolibre