Camfecting, vulneración de la cámara web

  • Pixabay | Una cámara web.
Eliened Ortega |

En los últimos años, celebridades y políticos han denunciado ser víctimas de “camfecting” o el hackeo de cámaras web y micrófonos, que consiste en vulnerar estas herramientas para transmitir imágenes sin consentimiento del dueño del dispositivo. 

Según Eli Faskha, CEO de Soluciones Seguras, computadoras y móviles pueden ser intervenidos, ya que esto se origina cuando el usuario baja programas o entra a enlaces maliciosos. 

Detectar si somos víctimas de este ataque dependerá de nuestras cámaras, dijo Faskha, ya que algunas tienen una luz que se enciende cuando está activa, lo que nos puede indicar si estamos siendo filmados. “También podemos ponernos en alerta si la máquina se porta diferente a lo normal, si está más lenta o se calienta mucho”, precisó.

Dijo que el chantaje es un factor preponderante en este ciberdelito, por lo que los objetivos suelen ser personas importantes, a las que les importa su reputación.

“A veces solo son captadas en situaciones personales normales”, contó. 

Gran amenaza 
Luis Lubeck, Security Researcher del Laboratorio de ESET, afirmó que los menores de edad también se ven expuestos ante esto.  

Para prevenirlo, Lubeck aconsejó contar con una solución de seguridad confiable en los dispositivos, incluso, en los móviles, que pueda alertar de cualquier comportamiento inusual.

Agregó que hay que ser responsables de los permisos que se les brindan a las aplicaciones, evitando dar el acceso a la cámara y micrófono a las que no tengan un motivo claro para usarlas todo el tiempo. 

Un modo efectivo y económico para no pasar por esta mala experiencia es tapar la cámara con alguna cubierta, manifestó el tecnólogo Ricardo Valdes. 

“Son adhesivas y las encuentras fácil en tiendas de tecnología. Si no, puedes colocar tape”, explicó. 

Opiniones

 Eliened ortega Yángüez 
[email protected]
Twitter: @ElienedY 
Instagram: @_eliyanguez

 



Metrolibre