La inteligencia artificial, más humana que nunca para contener el COVID-19

Por fibra óptica o por satélite, redes, plataformas digitales y hasta WhatsApp, el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo Cohen, está aliado a la inteligencia artificial para comunicarse con su equipo y “conversar” con los ciudadanos
  • La inteligencia artificial, más humana que nunca para contener el COVID-19
  • La inteligencia artificial, más humana que nunca para contener el COVID-19
  • La inteligencia artificial, más humana que nunca para contener el COVID-19

 Cumplir con la campaña #QuédateEnCasa conlleva, en tiempos de Internet, asegurar el canal virtual de comunicación y relación social para no echar de menos las importantes relaciones afectivas y la información vital mientras se ataja la pandemia.

Evitar dificultades en la navegación de los servicios residenciales de Internet se ha convertido también en parte de la estrategia del Gobierno Nacional, tras el decreto de cuarentena total, y se han conseguido acuerdos con los proveedores de plataformas tecnológicas para que, sin costos extras para el usuario, aumenten la velocidad hasta a 150 megabytes, según la red de cada operador.

La Autoridad de Innovación Gubernamental (AIG) se ha puesto manos a la obra para ejecutar los requerimientos formulados desde los diferentes sectores del aparato de Estado.

Su rápida asistencia ha permitido que Panamá recibiera el reconocimiento de organismos internacionales como la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) y la Organización de Naciones Unidas (ONU) por las creativas respuestas digitales con las que se ha diseñado una primera línea de atención virtual para los pacientes de COVID-19.
Así nacieron la asistente virtual Rosa, cuyo trabajo es atender las consultas sobre el COVID-19 de quienes tienen dudas sobre su estado de salud, y Nico, que comunica los resultados negativos de las pruebas.

Entre uno y otro, han conseguido contener la presión sobre el sistema de salud, que se ha podido reservar para los enfermos que necesitan hospitalización.

Los casos que detecta Rosa, a través de un triaje telemático, son monitoreados por personas del Ministerio de Salud, que los asisten según su evolución y síntomas. En las primeras 72 horas de funcionamiento, Rosa registró 10,000 consultas -8,800 vía WhatsApp y 1,200 vía telefónica-, con 1% de llamadas falsas.

Al establecer contacto con la plataforma rosa.innovacion.gob.pa, se le asigna al usuario un número de forma aleatoria, se solicitan los datos personales y que responda con un “sí” o un “no” un cuestionario sobre posibles síntomas: fiebre, tos, dificultad para respirar y si ha tenido contacto con alguna persona sospechosa o contagiada de COVID-19. Resuelta esa primera y sencilla pesquisa, el consultorio virtual sabe qué medidas tomar.

El “Dr. Nico”, por su parte, surgió para darle seguimiento virtual a todos aquellos que se han hecho pruebas y han resultado negativas y están en aislamiento quincenal preventivo.

Con ese servicio digital se busca, una vez más, liberar los centros de salud de trámites preliminares.



Metrolibre