La demagogia de Voitier

  • ML | Edgardo Voitier, de la Coalición por la Unidad de Colón (CUCO).
      Mario Arenas Quijano |

      Con mucha esperanza amanecieron los colonenses. Después de más de dos semanas de agitación y pérdidas, las radio emisoras anunciaban que había luz al final del túnel.

      Las propuestas 
      Las  propuestas, para resolver problemas agobiantes, ya habían sido consensuadas. Dirigentes de gremios, sindicatos y asociaciones -finalmente-  encontrado junto a los representantes del Gobierno,  un denominador común que permitía dejar  atrás la huelga y constantes protestas en la calle que paralizaron una ciudad productiva durante demasiado tiempo.

      Temprano,  se solicitó con toda formalidad, que el Documento de Consenso fuera firmado en la propia Presidencia de la República, y que se contara con la presencia del Obispo de Colón Manuel Ochagavía Barahona y la  del  Mandatario, Laurentino Cortizo.

      ¿Que ocurrió?
      En la realidad ¿qué ocurrió? Sencillo. De acuerdo a lo coordinado previamente,  se presentaron al Paraninfo del Palacio de las Garzas,  los dirigentes colonenses, las autoridades y los Testigos de Honor. Uno a uno fueron expresando sus reflexiones, celebrando que finalmente quedaban atrás las diferencias, se comprometían a luchar por el progreso de la provincia y firmaban el Acuerdo.

      Todo iba bien hasta que le tocó el turno al CUCO. Resulta que allí, en ese preciso momento,  es cuando don Edgardo Voitier en un desaire inexplicable, decide revelarle al país,  y a los presentes,  que él no estaba facultado para firmar absolutamente nada. Tamaña irresponsabilidad,  en nuestra opinión. No es correcto que de esta manera  se someta a toda la población colonense  a días adicionales de cierre, de afectación economía y de zozobra generalizada. 

      Apelamos al buen juicio de los otros dirigentes de la Coalición por Colón. Llegó el momento de la sensatez, del compromiso serio y de demostrar el desprendimiento  que caracteriza a los  verdaderos  colonenses que aman  a su provincia y desean el bienestar permanente de sus habitantes. Ni un día más de confrontaciones innecesarias!

       

      Por el Doctor Mario Arenas Quijano
      redacció[email protected]
      Twitter:@metrolibrepty
      Instagram:metrolibrepty
       



      Metrolibre