Opinión

Una embajadora boricua

24 de noviembre de 2022

En mi carrera profesional nunca había tenido la oportunidad de entrevistar o al menos hacerle una pregunta a un embajador de Estados Unidos en Panamá; recientemente, la nueva embajadora de ese país Mari Carmen Aponte ofreció una breve conferencia de prensa y permitió que se les hicieran 5 preguntas, una de esa fue la mía y la respondió de una manera muy propia de los latinos.

Aponte, una mujer que siempre está sonriente, con su acento puertorriqueño, con dominio en el idioma español (por ser nacida en Puerto Rico) y es el idioma que utiliza para comunicarse con la prensa panameña, permite un mejor entendimiento y acercamiento.

Con la llega de la embajadora se espera que las relaciones entre ambas naciones se fortalezcan, puesto que hay un grave problema con la migración irregular; más que el aporte monetario que hagan a Panamá se necesita acciones concretas, no solo aquí también con las demás regiones donde a diario llegan migrantes que huyen de sus países por distintos factores.

La jefa de la misión diplomática estadounidense es la primera puertorriqueña en ocupar este cargo, sin embargo ha ocupado otros importantes puestos y a parte de hablar español, domina el inglés y el francés.

Bienvenida a Panamá señora embajadora, esperemos que con su presencia y experiencia, realmente, se apoye al país y que unidos se pueda atraer la inversión extranjera, aprovechando que nuestro país, en este momento, es muy viable para inversión.

* El autor es periodista.