Opinión

¡Seamos más humanos y empáticos!

25 de noviembre de 2022

La semana pasada, la República de Panamá sufrió de mucha afectación, producto de las inundaciones en el área de Azuero, en Centro Sur de nuestro país, al desbordarse del Río la Villa y sus afluentes.

Muchas personas quedaron sin casa, muebles, enseres; sin fuente de ingresos, ya que la agricultura y la porcicultura son sus principales fuentes de ingreso. Y la gran mayoría, se ahogaron con las inundaciones.

No hemos visto mucho apoyo por parte de las autoridades locales, pero como parte de nuestra responsabilidad humana y social, decidimos presentarnos al área para apoyar con bolsas de comida con nuestra fundación, creada en honor a nuestra madre Fundación Fátima de Asvat.

Amigos y colaboradores, nos dirigimos al área (a 4 horas en carro) y nos reunimos en un acto de cariño, solidaridad y camaradería para aportar nuestro granito de arena y preparar las bolsas de comida a repartir, y pasamos el fin de semana realizando las entregas en diversas áreas afectadas.

Porque no podíamos solo mirar por las pantallas de la televisión, el dolor de las personas. Debíamos hacer algo al respecto.

No tienen idea de la felicidad y el agradecimiento con el que nuestros hermanos afectados nos recibieron. Compartimos momentos de cariño y humanidad. Conversamos con ellos y los escuchamos.

A veces sólo necesitamos salir de nosotros mismos, nuestros egoísmos, nuestro mundo lleno de bendiciones; al tener un hogar estable, comida sobre la mesa, una familia saludable. Y, salir a ver lo que otros allá afuera están sobrellevando a diario. Lo tomamos todo como algo sobreentendido.

Esa experiencia no tuvo precio. Me sentí fuertemente motivada y agradecida con Dios por poderlo hacer. Más recibí yo en cariño que cualquier otro sentimiento. ¡Me sentí muy recargada para seguir adelante!

¡Seamos más humanos y empáticos!

Siento que, si todos hacemos un poquito y salimos de nuestro confort personal, el mundo sería un mejor lugar para vivir.

¡Ante las penurias de nuestros hermanos, seamos humanos, altruistas y compartamos amor!

* La autora es empresaria.