Opinión

Lugares que visitar

24 de enero de 2023

Por lo regular trato de utilizar este espacio para hablar de temas del momento y en muchas ocasiones de temas que ayudan a los consumidores y ciudadanos de nuestro país. En esta ocasión me tomaré el tiempo de recomendar un lugar que pude conocer y que vale la pena que puedan ir.

Si más no recuerdo, hace como dos semanas visité el Hotel La Compañía en el Casco Viejo. Por lo regular no me gusta ir al Casco producto de la dificultad que existe para estacionar pero me habían hablado del lugar y pensé que mejor momento para ir que el cumpleaños de mi esposa. Fuimos dos de mis hijos porque él otro no se encuentra en el país por temas de estudio. Hice una reserva en el Restaurante 1739 de comida francesa con algo de fusión. El lugar se encontraba bastante lleno y eso trajo como consecuencia que la comida demorara un poco, pero la realidad es que valió la pena la espera. La atención fue excelente y la comida muy buena.

El interior tiene una arquitectura sin igual y su decoración es impecable. Encuentras cuadros e historias dentro del hotel referentes a Panamá. Hay un patio con un jardín y un árbol muy lindo que llama la atención por su belleza. Lógicamanete también existen paredes con años de existencia, como lo vemos en diferentes puntos del Casco Viejo. La verdad es que es un lugar que se debe visitar para conocer las cosas lindas de nuestra República.

Además quiero mencionar, aunque ya hice referencia al inicio del artículo de la excelente y esmerada atención, que me sorprendieron porque en la mesa había un persona jubilada y cuando llegó la cuenta el descuento de jubilado solicitado solamente lo aplicaron al plato de comida de la persona, dejando por fuera el descuento de la entrada y de la bebida sin licor de la misma. Se hizo la observación a la camarera y se le explicó sobre la Ley de Jubilados. Aparentemente no conocían la amplitud de la ley con respecto a todo lo que corresponde al descuento de una persona de tercera edad, jubilada o pensionada. Me llamó mucho la atención la disponibilidad y receptividad de la persona encargada al indicarle que se estaban omitiendo ciertos derechos del jubilado al no descontarle a parte de su comida.

Me tomo el tiempo de hacer esta explicación porque en la mayoría de los casos que se pide que se respete un derecho de jubilado por ley, muchos establecimientos salen con alguna grosería y no quieren acatar lo que establece la normativa. En el Restaurante 1739 fuimos bien atendidos y siempre estuvieron

a la orden para recibir nuestras sugerencias. La verdad estos son los lugares donde a uno le gustaría regresar.

Antes de cerrar quiero también mencionar que me encontré con fotografías de panameños ilustres dentro del restaurante. Tenían fotos de deportistas, científicos, artistas, músicos, etc. que en alguna forma dejan en alto el nombre de Panamá.

* El autor es abogado y exadministrador de la ACODECO.