Opinión

La galleta nutricional y el vaso de leche

12 de septiembre de 2022

Mientras observaba un amanecer “con celaje de púrpura encendida” como lo describió el mulato Gaspar Octavio Hernández en su Canto a la Bandera, se me ocurrió llamar a Mayín Correa. El teléfono fue contestado por su asistente Alcibíades Correa (apodado “Chibale”) y, al identificarme, me dijo: ----”La honorable diputada Mayín Correa en estos momentos está desayunando y no tiene tiempo para atender a cualquier pendejo”.

Al tomar Mayín el auricular me explicó como en una sesión de la Asamblea Nacional alertó sobre la situación de miles de niños que desde el inicio del año escolar no recibían el vaso de leche y la galleta nutricional.

Si la diputada Mayín Correa no acciona la alarma, algunos niños en condiciones raquíticas continuarían torturados por una alimentación inadecuada.

Miles de niños – tesoros de la nación -- no recibían la galleta nutricional y el vaso de leche, mientras un “cónclave de sabios” reunidos en Penonomé, aprovechan la televisión para “declamar” su mejores poesías; unos preocupados por desfile patrios para lucir pasos redoblados y proliferan otros preocupados por el carnaval para ir “pa LasTablas tu rás”.

En este país de “ardientes fulgores de gloria” tenemos expertos en viruelas de mono, contaminación ambiental, “sistemas económicos fluctuantes”, “finanzas neo liberales” y otras especies que nutren la cartelera noticiosa, sin embargo, los “sabios” ignoraban que miles de niños no recibían el vaso de leche y la galleta nutricional.

 Mientras algunos desayunan opíparamente apreciando el “celaje de púrpura encendida” hay niños que no reciben un vaso de leche y una galleta nutricional.

* El autor es periodista.

 

Emilio Sinclair

[email protected]