Educar para tomar decisiones correctas

  • Yalena Ortíz.
      Yalena Ortiz |

      Es cierto que venimos de situaciones muy difíciles, años confinamiento e incertidumbre, en la que tomar una decisión podría ser literalmente ser la diferencia entre vivir o morir.

      Es lógico que muchas personas, por no decir la mayoría, esperan resoluciones que aborden los temas de interés que durante los años de pandemia se maximizaron de una manera rápida, pero también se debe procurar que los resultados sean eficientes, pues dar pasos acelerados nos podría llevar directo a un precipicio.

      Es importante que todos aquellos que en un momento determinado deban guiar o establecer alguna sentencia, tanto del gobierno como de la sociedad civil o grupos organizados, puedan evaluar de la mejor manera, lo pro y los contra, en busca de la mejor opción para las generaciones de hoy, pero también pensando en el bienestar de la población venidera.

      Es injusto que el bienestar del que gozamos hoy en día sea el motivo por el que se apague el futuro de las personas que no han nacido.

      Reflexionemos en la frase del fallecido poeta inglés, creador de himnos, William Cowper : “Evitad las decisiones desesperadas; pasará el día más tenebroso si tenéis valor para vivir hasta el día siguiente.”.

      El país de los millones y millones no surgió de la nada, son muchos los panameños y migrantes que llegaron a este país y por década debieron esforzarse y tomar el mejor camino, no solo procurando a la población de la época en la que vivieron sino pensando en el Estado que querían construir y dejar como legado para ese recurso humano de los próximos siglos. con pasos firmes y objetivos realistas y claros.

      * Periodista.

      Yalena Ortíz

      [email protected]



      Metrolibre