Migración colombiana

  • Rafael A. González
      Rafael A. González |

      Sin duda alguna toda situación adversa a nuestro sistema es una amenaza. Y me refiero puntualmente al primer presidente de izquierda de Colombia. 

      A su vez, toda amenaza bien manejada brinda también oportunidades. Es por eso que con la experiencia adquirida durante la terrible diáspora venezolana debemos prepararnos como panameños y exigir que se tomen las medidas correspondientes. 

      Si algo aprendimos con los vecinos bolivarianos es que las migraciones se dan por etapas, siendo la clases alta los primeros en abandonar su país, luego se da una migración escalonada por clases sociales desde las mas privilegiadas hasta las que por razones obvias tienen menor liquidez o facilidad de convertir en efectivo todos sus bienes. 

      Tenemos que enfrentar esta situación desde todos los ángulos posibles. 

      Para Panamá representa una oportunidad para que esa primera ola vea nuestro país como un lugar seguro y atractivo para invertir, lo segundo seria proteger nuestra frontera y administrar de la mejor manera esa válvula de migrantes para no sobrepoblar nuestra ciudad. 

      Soy fiel creyente de que una migración bien administrada puede representar crecimiento positivo para Panamá. 

      Segmentar por regiones creando oportunidades en diferentes partes del país, creando empresas, atrayendo multinacionales (Puerto Armuelles por ejemplo) y aceptar todos esos inversionistas pero brindándoles oportunidades en sectores que aun no logramos desarrollar y aprovechar para reactivar esas regiones.

       Y cuando el país ya no pueda recibir mas mano de obra entonces tocara regular la entrada para no afectar a los locales como ya sucedió. 

      Mitigar esas situaciones donde la oferta era mayor que la demanda afectando el precio de los servicios y dejando a panameños sin empleo. Es un tema delicado y hay que saber administrarlo, pero si se hace de una manera inteligente podemos como país crecer, apoyar a nuestros hermanos colombianos en la medida de lo posible y potenciarnos tal como lo hacen otras naciones como Estados Unidos, aprovechando ese flujo constante de mano de obra. 

       

      Rafael A. González
      [email protected]

      * El autor es especialista en gestión de   cadenas de suministro.  



      Metrolibre