Lecciones aprendidas

  • Jorge Luis Prosperi Ramirez.
      Jorge Luis Prosperi |

      La Academia Nacional de Medicina publicó el 17 de noviembre cuatro informes con lecciones aprendidas de COVID-19 para la próxima pandemia de influenza. De acuerdo con los autores, los informes brindan recomendaciones sobre cómo aprovechar la tecnología de la vacuna COVID-19 para la investigación y el desarrollo de la vacuna contra la influenza, reforzar la cadena de suministro de la vacuna contra la influenza, mejorar la coordinación global y utilizar de manera efectiva medidas de salud pública que no son vacunas, como mascarillas, distanciamiento físico y cierre de escuelas. En ese contexto, comparto con ustedes un resumen de traducción libre de la Nota de Prensa que publica la Academia Nacional de Medicina y, como siempre, los invito a la lectura completa de los informes, pues, de acuerdo con la OMS, cada año la influenza estacional afecta a personas en todos los países y provoca hasta mil millones de casos, entre tres y cinco millones de casos graves y hasta 650,000 muertes relacionadas con las vías respiratorias en todo el mundo.  

      Para comenzar, los autores nos recuerdan que, “una pandemia de influenza comparable a la de 1918, que causó aproximadamente 50 millones de muertes en todo el mundo, podría tener peores consecuencias que la pandemia de COVID-19 en curso. La influenza sigue siendo el patógeno circulante con más probabilidades de causar una pandemia, y el riesgo de influenza pandémica puede ser mayor durante la era COVID-19 debido a los cambios en las condiciones globales y regionales que afectan a los seres humanos, los animales y sus patrones de contacto”.

      La importancia de aprovechar las lecciones aprendidas de COVID-19 la pone de relieve Victor J. Dzau, presidente de la Academia Nacional de Medicina cuando señala que, “la influenza estacional y la próxima pandemia de influenza pueden surgir en cualquier momento. La preparación tiene que ser un compromiso continuo, no puede ser de un año a otro, o de una crisis a otra”. Agregando que, “COVID-19 ha permitido el surgimiento de nuevas capacidades, tecnologías, colaboración y políticas que también podrían implementarse antes y durante la próxima pandemia de influenza.

      Jorge Luis Prosperi Ramírez 
      [email protected]

      * El autor es médico. 
      ** Texto completo en el sitio web: https://elblogdejorgeprosperi.com/



      Metrolibre