Celebremos el Bicentenario con orgullo

  • Victor de la Hoz columnista
      Victor de la Hoz |

       Los 200 años de la gesta independentista de Panamá de España, un 28 de noviembre de 1821, debe de servir para replantear algunas cosas desde aquella época hasta este Millenium en que el país ha logrado avanzar y fortalecerse como nación, enfrentando grandes retos.

      Todavía queda un camino que los panameños tenemos que recorrer para seguir desarrollando el país, ubicándolo en niveles competitivos en el área de Latinoamérica.

      Este Bicentenario es una celebración muy importante y significativa para Panamá y el resto del mundo porque dejó de ser una colonia para convertirse en un país libre y soberano, y emprender como nación su destino.

      El comercio fue una de las influencias en el istmo dejado por la Corona Española, igual la gastronomía, el arte, la cultura y creencias religiosas, que han sido traspasadas de generación en generación.

      Ahora en este siglo XXI Panamá se muestra al mundo como una nación libre y  democrática, con una vía interoceánica administrada y manejada bajo la responsabilidad de manos panameñas. Muchos fueron los hombres y mujeres que se sumaron a esta lucha independentista cuyo coraje y dedicación como la participación de José de Fábrega, fue reconocida por el libertador Simón Bolívar, mediante una misiva. El coronel José de Fábrega fue el artífice principal de esta gesta independentista, era el General Jefe del Ejército Libertador, y primer firmante del acta de independencia. A transcurrir estos 200 años de emancipación de Panamá de España, nuestra nación sigue fortaleciendo su democracia y la institucionalidad como un estado libre y soberano.


      Víctor De La Hoz
      [email protected]



      Metrolibre