Usted decide

  • Gabriel J. Perea R.
      Gabriel J. Perea R. |

      Ser antivacunas o no serlo, pero no se puede ser neutral, en estos momentos el ser neutral no es una opción. Nadie estaba preparado para la pandemia, era un escenario impensable a pesar de que se nos ha saturado en los últimos años de muchas historias y películas que presagiaban una pandemia global. Sin embargo, en casi todos esos escenarios la humanidad salía airosa del futuro apocalíptico. Solo que un elemento pareciera no fue considerado o no se le ocurrió a ninguno de los autores de esos posibles mundos azotados por la pandemia, los antivacunas. 

      Ese elemento no fue considerado para ninguna de sus obras.  Nadie imagino que un grupo de ciudadanos a nivel mundial se opusiera a las vacunas contra la pandemia. Pareciera algo inaudito e inexplicable que, en medio de tanta tecnología, donde la información es mas accesible que en ningún otro periodo de la historia existieran personas que se opongan a vacunarse argumentando toda clase de teorías. 

      Desde la peligrosidad de las vacunas hasta argumentos de control mundial por un nuevo orden. Sin entrar en detalles numéricos o argumentaciones científicas los argumentos de los antivacunas parecen estrellarse contra el hecho innegable de los millones de vacunados que no se han convertido en zombis. Si bien es cierto hay defunciones dentro del grupo de los vacunados, estas son ínfimas. Si es cierto que cada ciudadano es dueño de su cuerpo y puede decidir no vacunarse, hasta donde llega ese derecho cuando esa decisión puede afectar a otros. 

      ¿Pueden los antivacunas intentar convencer a otros de no vacunarse propagando el miedo por teorías que no pueden probar? Donde esta la línea, usted decide.

      Gabriel J. Perea R.
      [email protected]

      * M.Sc. Adm. Industrial.



      Metrolibre