Meilán: Venzamos las tácticas de mercado

  • Pedro Meilán
      Pedro M. Meilán N |

      Desde que se inventó la forma de comerciar o de hacer negocios, los comerciantes siempre han buscado la manera de poder influir en las decisiones de los consumidores; con el fin de que los mismos accedan a la compra de sus bienes o servicios. De esa manera el comercio crea campañas de comunicación (televisiva, radial, escrita o de redes), crea etiquetados llamativos, música pegajosa y un sin número de estratégias para lograr su cometido principal, que el cliente prefiera su producto.  
      Ante estas tácticas de mercado los consumidores deben ser precavidos, orientarse, educarse y buscar información para contrarrestar el bombardeo de publicidad desplegado.  

      Tratemos de situarnos en el mercado, supermercado o minisúper, dependiendo donde decidimos hacer nuestras compras de alimentos. En muchas ocasiones decidimos comprar un paquete de 5 libras de arroz y lo hacemos por referencia que nos dieron otras personas o porque vemos más llamativo el empaque de alguna de las presentaciones que están en el anaquel. El arroz por lo regular, se vende como especial o como de primera. El especial es más caro por la mejor calidad del grano, pero dentro de las distintas marcas de arroces especiales encontramos diferencias sustanciales de precios; lo cual en muchas ocasiones pasa desapercibido y quedamos comprando una arroz de la misma calidad a un precio superior. Así mismo nos ocurre con el arroz de primera.

      En la próxima salida de compras de alimentos, haga la prueba y verifique los precios en el arroz de la calidad que decida comprar y compre uno más económico, que el que lleva siempre. Le aseguro que ahorrará y tendrá un arroz de la misma calidad. Otra estrategia de mercado que se utiliza con mucha frecuencia es reducir el tamaño del empaque, envoltorio o lata del producto; lo que trae como consecuencia el aumento del precio del mismo; ya que si disminuyen el envase se produce un aumento disimulado del producto. Esta forma de aumento la hemos visto mucho en las pastas cuando reducen los gramos y el consumidor piensa que está comprando la misma cantidad de siempre. También se observa mucho en las latas de leche, de salsas, etc. De la misma manera encontramos todo tipo informaciones para atraer a los consumidores a comprar. Vemos muchas publicidades de 2 x 1, cuando en muchas ocasiones los productos ofrecidos están prontos a vencerse o ya lo están; por lo tanto hay que verificar esas fechas de vencimiento. Muchas veces creemos que porque compramos un envase más grande de un producto nos ahorramos algo, pues señores en muchas ocasiones no es así.

      Tenemos que revisar bien el valor del producto más pequeño y cuanto cuesta si se compran dos en comparación con el grande, siempre verificando con atención el contenido neto de los dos para ver si conviene o no la compra del producto más grande. Tenemos que aprender a descubrir este tipo de tácticas para no perder dinero en las compras. Recuerden que ese actuar no es ilegal y debemos estar preparados para identificarlo y castigar el producto aumentado no comprándolo. Es nuestra obligación verificar bien en los productos su precio, peso y demás anotaciones en su etiqueta antes de comprarlo. Infórmese y defienda usted mismo su bolsillo.

      Magíster Pedro M. Meilán 
      [email protected]



      Metrolibre