Aceleración digital de Panamá

  • Néstor Altuve
      Néstor Altuve |

      Frecuentemente somos consultados sobre qué se necesita realmente para transformar digitalmente nuestros países, y específicamente Panamá, en la realidad actual. Ciertamente, se trata de un fenómeno complejo y multifactorial, no siendo sencillo incluir todos los elementos que influyen en la aceleración digital de un país.

      Sin embargo, como comenta Salazar-Xirinachs en informe que aborda la perspectiva económica y empleo post covid-19 para Latinoamérica y El Caribe, se puede confeccionar una lista de impulsores básicos para pensar en desafíos y oportunidades.

      La base, es sin duda, la existencia de una visión estratégica de políticas para la transformación digital, con un marco institucional y de gobernanza adecuado para su coordinación y ejecución. En segundo lugar, la calidad de la infraestructura digital para la conectividad es prioritaria. Luego, y quizás lo más importante, recursos humanos con habilidades digitales.

      Evidentemente se necesitan marcos legales y regulatorios en temas como ciberseguridad, protección de datos y privacidad, y estándares para compra de tecnología por el sector público. Necesarias, por supuesto, políticas de desarrollo productivo, promoción de clústeres, apoyo a MIPYMES y nuevos emprendimientos.

      Además, políticas de transformación digital en sectores prioritarios como gobierno digital, salud, medio ambiente y financiero.

      Para escalar, es necesaria la existencia del crédito y capital riesgo, mejorar imperiosamente la calidad de los sistemas nacionales de innovación y, por último, como elemento transversal, la existencia de alianzas y cooperación internacional.

      Cuanto más alineados estén estos impulsores entre sí, más favorable será el entorno para promover la aceleración digital en Panamá y nuestros países.
       

      Néstor Altuve 
      @nestoraltuve / [email protected]
       



      Metrolibre