La auditoría a Panama Ports

  • AFP | Puerto de Balboa, en la zona pacífica del Canal.
      Andrea Valero |

      La auditoría que  la Contraloría General de la República (CGR) realizó a la empresa concesionaria Panama Ports Company (PPC) –un esfuerzo multidisciplinario en el que también participó la Autoridad Marítima de Panamá y el Ministerio de Economía y Finanzas, certificó “el cumplimiento de las obligaciones contractuales sustanciales” por parte del operador portuario.  

      La auditoría de la CGR derribó el mito de que PPC solo ha pagado al Estado en dos décadas, $8 millones en dividendos. Algo totalmente erróneo y que ha tratado de sembrarse en forma alevosa para dañar a la empresa concesionaria frente a la opinión pública.  

      La máxima instancia oficial en materia de fiscalización, concluyó que el Estado panameño recibió $445 millones en los últimos 24 años como parte de los ingresos de facturación por movimiento de contenedores y dividendos, entre otros rubros pactados en el contrato de concesión.

      Cabe recordar que, de acuerdo a lo acordado en el contrato ley original, la concesión otorgada a PPC tiene una duración de 25 años, que concluye en febrero del 2022, y se prorrogará automáticamente por un periodo adicional de 25 años, bajo los mismos términos y condiciones pactadas.

      El contrato expira después del segundo periodo de 25 años de concesión y todas las instalaciones y facilidades dentro de los puertos, pasarán a propiedad del Estado panameño lo cual dejará un importante activo para el país.  

      Los resultados arrojados por la auditoria, reafirman el compromiso de PPC de contribuir activamente con el desarrollo de Panamá.

      En contraprestación, la empresa concesionaria planteó la obligación del Estado de garantizar la seguridad jurídica a la inversión de la empresa portuaria.      

       

       

      Andrea Valero
      [email protected]  
      * Periodista. 



      Metrolibre