Temporada de huracanes catastróficos “Iota y Eta”

  • Alfredo A. Arango, Psicólogo, Docente y Escritor
Alfredo A. Arango |

Para un país, como el nuestro (“La Cintura de América”), cuando  los grandes huracanes aparecen,  arrasan mayormente con los países de norte y sur América ; mientras que acá van pasando como copiosas lluvias tropicales, que impiden una vida normal, sin embargo en el interior de nuestro mapa, las “colas” de los huracanes provocan grandes desastres lejos de los ocasionados en otros países (Gracias a Dios), especialmente islas y regiones más al norte, o más al sur. Iota es la trigésima tormenta tropical de este año en la región.

La cantidad y fuerza de los huracanes este año se debe a varias causas, como la ausencia de un evento de El Niño, la temperatura del océano y los patrones atmosféricos, todos factores que ocurren en una era de cambio climático. Los expertos afirman que se están quedando sin superlativos para describir la situación.

Las agencias de Naciones Unidas advirtieron este martes en Ginebra sobre las catastróficas consecuencias del huracán Iota, el segundo gran ciclón tropical que azota Centroamérica en menos de dos semanas.

“Nos estamos quedando sin superlativos para esta temporada de huracanes en el Atlántico. Es un récord en todo el sentido de la palabra. Iota es la trigésima tormenta tropical nombrada de la temporada”, dijo Clare Nullis, portavoz de la Organización Meteorológica Mundial. Iota tocó tierra en menos de dos semanas después de que el huracán Eta, que también fue un huracán de categoría cuatro muy fuerte, aterrizara a solo 25 kilómetros de distancia.

Estos enormes impactos golpean básicamente las mismas áreas. Nicaragua, Honduras y otras partes de Centroamérica no se han recuperado del huracán Eta, y ahora están siendo azotados por este nuevo y poderoso huracán, por lo que en nuestro zona cercana a la frontera con Costa Rica, dolió ver como quedaron casas enterradas, bajo aludes, inundaciones muy intensas y pérdidas totales de viviendas, personas que arrastraron los ríos, especialmente adolescentes, que se daban su habitual baño tranquilos; pescadores, gente perdida en medio de la selva en pedazos,  que solo pudimos apreciar en los noticieros de TV.

El Sr. Laerke, portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, expresó que los trabajadores humanitarios aún estaban evaluando el alcance de los daños causados por Eta y ahora se están preparando para lidiar con un segundo impacto.

“Eta tocó tierra en la región de tierras altas y la Comarca Ngäbe-Buglé y causó muerte y destrucción, con un total de casi cinco millones de personas afectadas en Centroamérica . Iota, con sus fuertes vientos y lluvias muy intensas, puede causar inundaciones repentinas potencialmente mortales  ríos y deslizamientos de tierra, entre otras cosas porque el suelo ya está saturado por Eta”, advirtió.

El huracán Iota tocó tierra en Nicaragua el 17 de noviembre como una poderosa categoría 4 en la escala Saffir Simpson con vientos máximos de 250 km/h. Es el huracán atlántico más fuerte del año. Nuestro gobierno( Despacho de la 1era Dama) y varias organizaciones  benéficas como La Cruz Roja, Club 20-30; los Rotarios y otros  clubes cívicos, han enviado sacos con comida -Lamentablemente, han desaparecido personas, arrasadas por el crecimiento de los ríos, a la vez que han quedado viviendas literalmente enterradas..

Esto extenderá la emergencia incluso hasta mediados de 2021", expresó Tomson Phiri, portavoz el Programa Mundial de Alimentos de las ONU, creado  gran presión sobre los agricultores de subsistencia, aunque todavía es temprano. Hay que prepararse.

 

Alfredo A. Arango
Psicólogo, Docente y Escritor
[email protected]


 



Metrolibre